Biología

Inicio Evolución, Historia de la biología Las grandes aportaciones de Lamarck a la ciencia, la biología y sí a la teoría de la evolución

Las grandes aportaciones de Lamarck a la ciencia, la biología y sí a la teoría de la evolución

Publicado por Ramón Contreras

Muchas veces cuando nombramos a Lamarck pensamos en él como en un perdedor de la historia de la biología o como alguien que estaba tremendamente equivocado. A veces se menosprecia su figura precisamente por haber dado un paso al frente y haber propuesto una teoría de la evolución equivocada (el lamarckismo). Es cierto que el planteamiento de Lamarck a principios del siglo XIX sobre la evolución estaba equivocado, pero al menos planteó la posibilidad de que existiera una evolución, de que los seres vivos se adaptaban a su entorno y que estas características pasaban a la descendencia. La pura idea de la evolución era una locura en 1800 cuando el daba clases en el Museo de Historia de París y explicaba sus hipótesis. Sin embargo, la ciencia parece haberle afeado el valiente paso a delante que dio en contra del inmovilismo de la naturaleza. Sus grandes observaciones de la misma fueron las que le llevaron a ver lo que Darwin vería años más tarde, que existe una relación entre las especies y que existen variaciones que se han producido debido a ambientes diferentes. Para que nos hagamos una idea de la importancia de Lamarck, cuando él hizo su propuesta de mecanismo de evolución en su Filosofía Zoológica el afamado Charles Darwin acababa de nacer. Ambos hechos ocurrieron en 1809 y la rotura del pensamiento clásico de Lamarck abrió la puerta a que 50 años más tarde Darwin se atreviera a publicar su Origen de las especies. ¿Qué hubiera sido de su teoría, que ya fue ampliamente denostada por la sociedad científica, si no hubiera escrito antes Lamarck su Filosofía Natural, que también fue muy criticada?

Pero no solo en enunciar la primera hipótesis de la evolución radica la importancia científica de Lamarck. Por ejemplo, en el mismo libro publicado en 1809 acuñó la palabra biología. Hasta entonces la historia natural o la filosofía natural eran los nombres que recibía el estudio del entorno y los seres que lo habitaban. Fue Lamarck el que dio nombre a toda una rama del conocimiento y asentando unas bases de lo que es hoy uno de los mayores impulsores del conocimiento humano. En su libro separaba los seres vivos de la materia inorgánica e intentaba dotar de un orden (de una clasificación) a los seres vivos agrupándolos según sus características y de forma revolucionaria según su complejidad, asumiendo que los más sencillos eran anteriores a los más complejos (es decir, anteriores evolutivamente). Por si eso fuera demasiado, también creó la paleontología de invertebrados para estudiar precisamente la evolución. El nombre de invertebrados, en lugar de animales inferiores, también es acuñado por Lamarck.

Antes de eso había publicado un extenso estudio de la flora francesa que le abrió las puertas al mundo científico de la época. Posteriormente también publicó casi una docena de anuarios en los que trataba la meteorología y avanzaba que con su estudio podía llegar a anticiparse a los procesos atmosféricos. Estas obras muy criticadas en su tiempo y las menos científicas ya auguraban la meteorología moderna y las previsiones del tiempo. Puedes leer más sobre sus aportaciones a la clasificación de los seres vivos aquí.

Por todo esto, si todavía no te has convencido del gran genio e impulsor de la ciencia y la biología que fue Lamarck puedes dejar un comentario abajo y lo hablamos, pero si te he conseguido convencer ya sabes lo que tienes que hacer cuando alguien diga que la aportación de Lamarck fue una tontería por su teoría evolutiva.