Biología

Inicio Etología La inteligencia de los cuervos

La inteligencia de los cuervos

Publicado por Ramón Contreras

Los cuervos siempre han sido tenidos en cuenta como unos animales muy listos en las diversas culturas humanas. Pero, ¿es eso cierto o es solamente un mito? Existen diversos estudios científicos, basados en la resolución de problemas y la observación del comportamiento de estas aves que parecen demostrar que los cuervos son uno de los animales con mayor inteligencia y capacidad de aprendizaje de la Tierra. Los cuervos son famosos por robar cosas brillantes y llevarlas a su nido, sin motivo aparente.

Los cuervos son uno de los animales más curiosos del mundo.

Los cuervos son uno de los animales más curiosos del mundo.

Los cuervos son aves del grupo de las paseriformes, de las que puedes leer más en su propio artículo aquí (próximamente). Estos animales son capaces de reproducir sonidos de su entorno, incluidas palabras humanas y, es más, pueden relacionarlas con significados. No en vano son las aves con el cerebro más desarrollado y de una proporción similar, respecto a su cuerpo, al de los primates. Son capaces de interaccionar con otras especies para llevar a cabo sus objetivos. Por ejemplo atraen a los carnívoros carroñeros a las presas muertas para que las abran y poder acceder a las tripas.

Diversos estudios demuestran que son muy inteligentes y son conscientes de sí mismos, característica que presentan algunos primates, son capaces de reconocerse a sí mismos frente a un espejo. Algunos investigadores sugieren que su nivel de percepción es comparable al de un niño de 8 años.

Dentro de los cuervos son los individuos más jóvenes los que presentan una mayor curiosidad, siendo extremadamente juguetones y geniales sujetos de estudio, puesto que están muy dispuestos a poner a prueba su propia inteligencia. Si bien es verdad que los cuervos más mayores retienen ya muchos trucos en su haber. En relación a esto un estudio realizado en la Universidad de Washington demostró que los cuervos eran capaces de transmitir información a su descendencia. En el estudio un equipo de sujetos con máscaras de cavernícolas anilló a los cuervos del campus. Durante los meses siguientes, e incluso 2 años después, si alguien se paseaba con una máscara de cavernícola, aunque llevase sombrero u otra ropa era acosado por los cuervos que recordaban su mala experiencia.

En otro experimento se demostró que los cuervos de nueva caledonia, una especie del género Corax, eran capaces de comprender y relacionar un acontecimiento que presenciaban con causas que estaban ocultas para él. En el caso experimental se colocaba comida en una caja y una persona, a la vista del cuervo, se situaba detrás de una cortina y sacaba un palo para proteger la comida. El cuervo era capaz de comprender que el palo lo agitaba el humano y no iba a por la comida hasta que no se iba el humano, que estaba escondido detrás de la cortina. Para comprobar el experimento si se le permitía ir a por la comida, aunque estuviese el palo, si no había visto meterse a nadie detrás de la cortina se acercaba a comer. Eso sí, no perdía de vista el pelo, por lo que pudiera pasar.

Dentro de los córvidos, los arrendajos también han demostrado su inteligencia, siendo capaces de memorizar hasta 200 escondites con comida oculta. Es más se ha observado que cuando un arrendajo descubre que le están vigilando, otro pájaro o un humano, hacen como que ocultan comida para que el observador, si después intenta robarle, no le pueda quitar nada.

Categorías: Etología