Biología

Inicio Biotecnología, Ecología, Etología, Patología Reino Unido, Coronavirus Sars-Cov-2 e inmunidad de rebaño

Reino Unido, Coronavirus Sars-Cov-2 e inmunidad de rebaño

Publicado por Ramón Contreras

El modelo de “inmunización del rebaño” o inmunidad de grupo fue la respuesta del gobierno inglés ante la situación de pandemia producida por el Sars-Cov-2. Otros países han adoptado otras medidas con mejor o peor resultado La aplicación de las matemáticas a las ciencias naturales ha sido una de las grandes revoluciones silenciosas de la segunda mitad del siglo XX. Las ciencias predictivas, la generación de modelos, ha ayudado a la humanidad a “mirar” hacia adelante y también hacia atrás en el tiempo, poder comprender mejor como se desarrolla la situación y lo que es más importante ver como pueden funcionar diferentes respuestas para alterar ese futuro que se predice mediante cambios en las variables del modelo.

Las ciencias predictivas son las que te cuentan el tiempo que hará dentro de quince días en cualquier parte del mundo, o las que han alertado desde hace años de las consecuencias del cambio climático, los efectos de la acción humana en e ecosistema o del peligro de la desaparición de especies de seres vivos. En el caso del coronavirus se han empleado modelos matemáticos para predecir contagiados y muertes o para ver si el sistema sanitario iba a colapsar. Estas predicciones no solo recogen el futuro inmediato de unos días, sino que son tan potentes que pueden dar estimaciones fiables con varios meses. Esto es posible gracias a la labor de recopilación de datos que se ha llevado a cabo por los primeros afectados en China o en Italia. El gran miedo del coronavirus durante sus primeras etapas era precisamente que no se conocían datos suficientes para poder generar modelos matemáticos fiables de su desarrollo y por lo tanto no se podía encontrar una respuesta óptima. Hemos necesitado que pasara el tiempo y más gente se contagiara y muriera para tener los datos suficientes para poder realizar los modelos de forma fiable.

Dicho esto, volvemos al sistema inglés, denominado de inmunización del rebaño. Con los primeros datos que se obtuvieron del coronavirus Reino Unido decidió tomar unas medidas de contención laxas y poco restrictivas en comparación con otros países. Este tipo de estrategia está basada en los modelos empleados en vacunación. La idea es que los individuos vacunados (o en el caso del coronavirus aquellos que han cursado la enfermedad sin necesidad hospitalaria) son una barrera contra aquellos que no están vacunados. Al no coger la infección por tener las defensas adecuadas, no la transmiten, disminuyendo la probabilidad de que la cojan aquellos individuos que no están vacunados. Para que esto funcione la población no vacunada debe ser una minoría (menos del 10% de la población, idealmente menos del 1%). Es por esto que era tan importante y se le dio cierta repercusión mediática, aunque sin explicación, a que un individuo pueda contagiarse dos veces seguidas de Sars-Cov-2. Si puede hacerlo es capaz de transmitir la enfermedad aunque su cuerpo ya se haya inmunizado y por lo tanto el sistema de inmunidad colectiva no funciona.

La inmunidad colectiva no es 100% eficaz, los individuos no protegidos al final acabarán cogiendo la enfermedad. Sin embargo, como ya hemos visto y oído durante todo este tiempo, las medidas no están tomadas para que la gente no coja la enfermedad, sino para que los sistemas sanitarios de cada país sean capaces de hacer frente a los afectados a un ritmo óptimo.

Categorías: Biotecnología, Ecología, Etología, Patología