Biología

Inicio Ecología Distribución espacial: agregación y territorialismo

Distribución espacial: agregación y territorialismo

Publicado por Victoria González

Las poblaciones no se suelen distribuir al azar, sino que siguen patrones de distribución en el espacio. Estos patrones pueden ser:
– Uniformes: cada individuo guarda la misma distancia con el resto de individuos de su especie. Se da en situaciones de competencia y genera el fenómeno del territorialismo.
– Aleatoria o al azar: no se sigue un patrón específico.
– Distribución por contacto: tienden a formar grupos y luego se distribuyen de distintas maneras. Tienden a la agregación.

Los felinos son animales muy territoriales.

Causas de la agregación:
– Diferencias locales en el hábitat: los individuos de una misma población tienden a localizarse en los lugares con las condiciones más favorables y adecuadas.
– Procesos reproductivos: muchas especies concentran el tiempo de reproducción en una época del año, y en ese momento se agregan. Además, aumenta el número de individuos, y los juveniles tienen poca capacidad de dispersión, por lo que quedan agregados a los padres.
– Atracciones sociales: regidas por mecanismos de comportamiento específicos que favorecen la agregación.

Consecuencias de la agregación:
– Aumenta la competencia entre individuos.
– En ocasiones un aumento en la densidad de plantas origina un aumento en la humedad relativa en el entorno. Este efecto no suele ser muy pronunciado.
– Cooperación: el grupo tiene más éxito que los individuos de manera aislada. Cuando los grupos son pequeños, la selección que opera es la selección familiar: que busca favorecer un genotipo determinado. En ocasiones extremas un individuo se llega a sacrificar por el grupo. Otras veces se forman grupos numerosos con el fin de evitar depredadores. Las aves también forman grupos para conseguir un descenso en la resistencia aerodinámica, por ejemplo esto sucede en las grullas cuando vuelan en “v”.

Por otro lado, el territorialismo es el mantenimiento del espacio por los individuos de una población, en el que se excluye a organismos de otras especies. Como resultado la distribución de la población es uniforme. El territorialismo puede ser individual, o ejercerse en grupos.
Se produce por dos mecanismos:
– Competencia: agotamiento de los recursos por los miembros de una especie, que no dejarán que otras ocupen ese lugar.
– Antagonismo: es un mecanismo agresivo. Algunas plantas, por ejemplo, producen sustancias alelopáticas, que son tóxicas para sus competidores.

Una especie puede presentar territorialismo a lo largo de toda su ciclo de vida, o solo a lo largo de un tiempo, por ejemplo, los felinos son territoriales durante toda su vida, mientras los ungulados lo son solamente durante la época de reproducción.
Tipos de territorialismo:
– Estricto: cada individuo tiene un territorio que no se solapa con los vecinos.
– Compartido: se solapa. Por ejemplo los leones.

Ventajas del territorialismo:
– Reduce la competencia
– Facilita la defensa a través del conocimiento del territorio
– Reduce la transmisión de enfermedades y de incesto
– Reduce el tamaño de la población, por lo que los recursos se conservan.

Categorías: Ecología