Biología

Inicio Conservación Día Forestal Mundial o Día Internacional de los Bosques

Día Forestal Mundial o Día Internacional de los Bosques

Publicado por Ramón Contreras

Ayer, 21 de marzo, fue el Día Internacional de los Bosques o Día Forestal Mundial. Este día, designado por la Asamblea de Naciones Unidas, tiene como objetivo recordar, sino concienciar, sobre la importancia que tienen los bosques para la vida del planeta Tierra. La superficie arbórea es un tercio de la tierra emergida del planeta y gracias a ellos la atmósfera cuenta con el 21% de oxígeno, con el que todos los animales terrestres respiran.

Los bosques son una reserva natural de diversidad biológica.

Los bosques son una reserva natural de diversidad biológica.

No es casualidad que se haga coincidir el día de los bosques con uno de los días más especiales del año, el 21 de marzo es el equinoccio de primavera en el hemisferio norte y el equinoccio de otoño en el hemisferio sur. Coincidiendo con uno de los 2 días al año que tienen las mismas horas de luz que de oscuridad. De esta forma se intenta ligar la luz, indispensable para el crecimiento de los vegetales con el día ligado a ellos.

Es posible que no hayas oído hablar mucho del Día Forestal Mundial, esto es porque tan solo se lleva a cabo desde el 2013 (se instauró en diciembre del 2012, por lo que se empezó a celebrar al año siguiente). Aunque la idea de asignar un día para la conservación y el debate sobre los bosques es más antigua, en 1969 ya fue recomendada su creación por parte del Congreso Forestal Mundial, que tuvo lugar en Roma ese año. En la actualidad se calcula que se pierde una superficie de bosque equiparable a Portugal cada año (unos 90.000 kilómetros cuadrados). En 10 años se calcula que se consume una cantidad de bosque igual en superficie a España, Italia y Portugal juntos. El principal causante de estas pérdidas no son los cultivos, ni la industria maderera para muebles, sino que es la tala para hacer papel.

Los bosques primarios son aquellos que no han sido manipulados por el hombre (permanecen intactos o vírgenes). Mientras que los bosques secundarios o de renoval, son aquellos que han crecido tras la pérdida (por causas humanas o no) del bosque primario. Los bosques primarios son mucho más valiosos en términos de diversidad biológica y ecológica. Se calcula que el 78% de los bosques primarios han sido destruidos, 76 países ya no cuentan con bosques no alterados por el ser humano.

Cada año para la celebración de este día desde las Naciones Unidas y la FAO (La Organización de las Naciones unidas para la alimentación y la agricultura) se realizan actividades y conferencias por todo el mundo. Desde su instauración el año 2015 y el 2016 son los que han tenido una temática concreta sobre los bosques. En 2015 fue “Los bosques y el cambio climático” y en 2016 “Los bosques y el agua”.

Se calcula que alrededor de 1.600 millones de personas necesitas de los bosques directamente para la vida (aunque la vida de toda la humanidad está ligada a los bosques, no solo por el oxígeno sino por la capacidad de los bosques de moderar los cambios climáticos). Como muestra de la influencia de los bosques (y la vegetación en general) respecto al control de la temperatura, un estudio realizado en la Universidad Nacional de Entre dos Ríos (Argentina) desvela que las calles donde no hay vegetación pueden llegar a tener hasta 9ºC más de temperatura y que la existencia de árboles reduce sensiblemente la contaminación.

Categorías: Conservación