Biología

Inicio Ecología Biosfera

Biosfera

Publicado por Ramón Contreras

De define como biosfera en ecología al conjunto de todos los seres vivos del planeta y además incluye también las interacciones entre ellos. En este aspecto la biosfera recoge todos los ecosistemas de todo el mundo. Se emplea para hablar de la vida en un conjunto a nivel planetario. Este concepto fue acuñado en la década de 1920, antes de la definición oficial de ecosistema (1935). Cuando hablamos a nivel planetario la biosfera puede hacer referencia al volumen de la superficie terrestre en el que la vida se desarrolla. Esto incluye desde los 10.000 de altura (altura máxima al que pueden volar las aves) hasta las fosas más profundas del océano en las que se encuentra vida. La idea de que el planeta actúa como un gran ecosistema capaz de regularse y verse afectado en el total por variaciones en una región ha ampliado las nociones sobre ecología desde sus orígenes.

La biosfera es el ecosistema global del planeta Tierra su estudio es imprescindible para ver, por ejemplo, cómo afecta la actividad humana a los seres vivos en su conjunto, y no solamente especie a especie. Además es un concepto interesante para el estudio de la geología, la astronomía o la climatología. El estudio de la propia biosfera terrestre ha ampliado las miras de lo que el ser humano puede esperar encontrar en otros planetas que se suponen pueden albergar vida.

En realidad la biosfera no es una capa homogénea. Evidentemente la mayoría de los seres vivos se encuentran en la superficie terrestre, ya sea en la parte continental o bien en la superficie de los mares. En el suelo continental se considera que la biosfera cubre toda la superficie de los continentes y se introduce dentro de la tierra unas decenas de metros, hasta donde es capaz de llegar las raíces de los árboles. Sin embargo, también hay que tener en cuenta las bacterias y otros seres unicelulares que se encuentran asociados a las raíces o que tienen una forma de vida libre y obtienen su energía de la conversión química de minerales y otros compuestos de las capas profundas del suelo. La distribución desde el trópico hacia los polos no es homogénea en cantidad de vida, la mayor cantidad de materia orgánica generada (biomasa) se produce en las zonas tropicales donde la iluminación es más intensa y la disponibilidad de agua es también mayor.

En los océanos la vida, como en las masas continentales, también se acumula en la superficie del agua. El ciclo de la vida empieza con la obtención de energía por parte de los organismos foto sintetizadores que se sitúan a poca profundidad para poder captar la energía lumínica del sol. En los océanos la vida no se distribuye homogéneamente, los mares fríos albergan una mayor cantidad de vida capaz de transformar energía lumínica en materia orgánica y determinadas regiones tropicales, donde las corrientes marinas acumulan materia orgánica también son afloramientos de vida marina.

Existe una figura de protección ecológica denominada Reserva de la Biosfera, con la que se pretende proteger una región con una cantidad de ecosistemas de interés, otorgándoles una protección “total”, no solo a una especie o un ecosistema determinado. Lee más sobre esta figura de protección aquí.

Categorías: Ecología