Biología

Inicio Biología celular Cómo viven los óvulos tanto tiempo sin problemas genéticos

Cómo viven los óvulos tanto tiempo sin problemas genéticos

Publicado por Ramón Contreras

Cuando una mujer nace ya tiene todos los óvulos que necesitará durante toda su vida. El hombre va generando espermatozoides cada día y si no son usados se degradan y la materia empleada sirve para alimentar a los nuevos espermatozoides como si de Soilan Green se tratara. Pero en la mujer, durante el desarrollo del embrión dentro de la madre ya se forman todos sus óvulos. Bueno, los ovocitos, un tipo celular que madurará y se convertirán en óvulos. Esta maduración pasará una vez cada ciclo menstrual y se emplearán unos 400 óvulos durante toda la vida. Mientras que en el útero materno se forman alrededor de un millón y para cuando llega la pubertad se han descartado el 70%.

Óvulo visto al microscopio

En cualquier caso una mujer con 40 o 50 años puede tener hijos saludables, aunque no se recomienda porque el riesgo de problemas durante el embarazo y problemas genéticos aumenta exponencialmente a partir de los 40 años. En cualquier caso, un ovocito puede vivir perfectamente 30 o 40 años antes de ser fecundado. Esto hace que sean el tipo celular que más dura de todo el cuerpo. Las células del intestino las reponemos cada mes, los glóbulos rojos de la sangre cada 4 meses, las que más se acercan a las células reproductoras son las neuronas que pueden sobrevivir durante décadas, aunque en este caso acaban acumulando muchos errores y problemas que son la causa de enfermedades de la tercera edad como la demencia o el Alzheimer.

La ciencia se ha preguntado durante mucho tiempo como conseguían los ovocitos aguantar durante tanto tiempo sin acumular errores fatales. Un estudio reciente publicado en la revista Nature y liderado por la bióloga Elvan Böke ha estudiado el uso de la energía que hace un ovocito para vivir y ha llegado a la siguiente conclusión:

Los ovocitos, como todas las células, necesitan energía para vivir, formar estructuras y llevar a cabo funciones básicas. Para ello obtienen energía de la degradación de moléculas complejas en otras más sencillas. Este proceso se lleva a cabo en las mitocondrias, y consta a groso modo de 4 pasos. El primero de ellos como productos de la degradación de las moléculas complejas genera una cosa llamada ROS (especies reactivas de oxígeno) que son justamente unas moléculas con capacidad de alterar la cadena de ADN rompiéndola e introduciendo alteraciones. Estas roturas y alteraciones son lo que causa los problemas en las neuronas y lo que hace que la mayoría de las células opten por degradarse ante la acumulación de errores en su ADN.

Los ovocitos, aunque permanecen en un estado de casi letargo hasta que tienen que madurar, siguen necesitando energía y emplean el mismo sistema mitocondrial que el resto de células. Sin embargo, los experimentos han mostrados que los ovocitos se saltan este primer paso del complejo, evitando así las ROS y gran parte de los daños y roturas que estos introducen en la cadena de ADN. Gracias a eso consiguen vivir tanto tiempo sin apenas errores. Este descubrimiento, comentan sus autores, podría ayudar a explicar entre otras cosas porqué 1 de cada 4 mujeres presenta problemas inexplicables de fertilidad.