Biología

Inicio Botánica Los cedros, el árbol milenario de los sarcófagos egipcios

Los cedros, el árbol milenario de los sarcófagos egipcios

Publicado por Ramón Contreras

El cedro es uno de los árboles más usados en la antigüedad debido a su madera, resistente a los insectos y a la putrefacción, así como por el olor que desprende. El cedro es un árbol originario de la cuenca mediterránea, se encuentra a ambos lados del mar, y además en el Himalaya. En todas esas regiones su distribución se relaciona con zonas de clima frío y altura. En el centro de Europa se emplea como árbol ornamental, aunque en esas regiones ha sido introducido por su relativamente poco mantenimiento y por la belleza de su forma.

Filogenia e historia evolutiva: Existen varias especies que se incluyen dentro del género taxonómico del Cedro (Cedrus). Dentro del Reino Plantae forma parte de la división Pinophyta, la Clase Pinopsida, el Orden Pinales y la familia Pinaceae, que comparte con otros diez géneros de este tipo de coníferas. Dentro del género Cedrus podemos encontrar las especies de C. libani, cedro del líbano, C. atlantica o del Atlas, C. brevifolia, que se encuentra exclusivamente en Chipre y el Cedro del Himalaya cuyo nombre científico es Cedrus deodara.

Descripción física: Los cedros pertenecen al grupo de las coníferas (la División Pinophyta), el principal grupo de las gimnospermas. Este grupo tiene unos rasgos evolutivos comunes muy marcados y fáciles de identificar. Tal vez el más fácil de todos son sus hojas en forma de aguja, que se mantienen en el árbol todo el año. El otro rasgo más fácil para identificar a una conífera se encuentra en las partes femeninas, que al ser fecundadas forman la estructura que conocemos como piñas, o conos, de las que se desprenderán las semillas o piñones. Para ver las características que diferencian a los cedros del resto de pinos puedes leer el artículo Descripción morfológica de los cedros, similitudes y diferencias con los otros géneros de pinos (aquí).

Distribución y hábitat: Las especies del Líbano, Chipre o el Himalaya, tienen una distribución reducida que se ajusta a esos paises o regiones. Por otro lado, la distribución del Cedrus atlantica es disrupta. Es decir, las poblaciones se encuentran en diferentes zonas alejadas entre sí mucho mas de lo que permitiría la normal dispersión de la especie. Como la costa norte española y la región del sur de Irlanda. Esto es debido a que la especie se extendió durante la última glaciación y después, al retirarse las nieves, el cedro quedó recluido en las zonas de montaña. Los cedros habitan a más de mil quinientos metros de altitud y a no más de tres mil, en el caso del cedro del Himalaya.

Interacción con el ser humano: El cedro es el árbol nacional del Líbano y el más nombrado en la Biblia. Ha sido uno de los árboles más usados en la antigüedad por sus características y su aroma agradable. Sus características físicas impiden que su madera se pudra fácilmente haciéndolo especialmente recomendado para barcos y sarcófagos, por ejemplo. Como todos los pinos, su madera resinosa desprende un olor característico que repele a los insectos. La humanidad ha usado su madera desde la antigüedad para la construcción de estructuras que debían perdurar. Sin embargo, su falta de maleabilidad no hacen su madera especialmente apta para la construcción de mobiliario, aunque sí para pequeños objetos como instrumentos, que son conocidos por su elegancia y buen sonido.

Categorías: Botánica