Biología

Inicio Botánica Cómo diferenciar un cedro de otros pinos

Cómo diferenciar un cedro de otros pinos

Publicado por Ramón Contreras

El cEdro es uno de los árboles más apreciados por su madera en las regiones donde se encuentra. Usado para construcciones tan importantes como barcos, edificios o sarcófagos el cedro ha acompañado a la humanidad desde los albores de la civilización. Su madera firme y de olor resinosa es característica y su cualidad más relevante para su éxito en la construcción posiblemente sea su durabilidad. El cedro posee una madera muy resistente a las condiciones climatológicas, agua, frio, etc. y además es muy poco atacada por insectos. Puedes leer más sobre el cedro en el artículo principal que le dedicamos aquí.

En el presente artículo vamos a centrarnos en las caracteristicas físicas y visuales de las diferentes especies de cedro que nos van a permitir reconocer y diferenciarlo de otros géneros de pinos. En primer lugar hay que recordar que como parte del extenso grupo de las coníferas, las gimnospermas más abundantes del planeta cuenta con las características propias de los pinos. Este grupo es muy fácilmente identificable por varios rasgos evolutivos comunes que podemos ver a simple vista (la forma de las hojas, el sistema dispersor de semillas o el olor de su savia).

En primer lugar hablaremos de sus hojas. Las hojas de los cedros (y de todos los pinos en realidad) tienen forma de aguja. Finas y alargadas estas hojas salen directamente de las ramas. En otros pinos se encuentran en grupos de dos o tres, pero en los cedros podemos observarlas en grupos más numerosos, como si estuvieran formando pequeños ramilletes (característica propia de los cedros). En los cedros atlánticos las hojas son muy pequeñas, de unos 3 centímetros, mientras que en el Cedro del Himalaya son el doble de grandes.

El otro rasgo diferencial de los vegetales del grupo de las Pinaceas son las piñas. El órgano femenino una vez es fecundado se transforma en estos conos membranosos que guardan en su interior las semillas o piñones. En el caso de los cedros las piñas tienen forma ovalada y tienen unos 10 centímetros de diámetro y son la mitad de anchos. En su interior los piñones poseen velas, una extensión membranosa en uno solo de sus lados, que les permitirá dispersarse con el viento en cuanto se abra cada uno de los compartimentos de la pia en el que se encuentra un solo piñón.

En cuanto a su porte, los cedros adultos son grandes árboles que pueden alcanzar fácilmente los 25 metros de altura. La disposición de sus ramas también puede ayudarnos a diferenciarlos de otros tipos de pinos. Los cedros tienen una ordenación de sus ramas muy concreta, éstas salen casi en perpendicular al tronco y en paralelo al suelo, pero sin formar pisos de ramas como pasa en otros grupos de pinos.

Finalmente la forma de crecimiento del árbol puede darnos algunaidea más sobre si es un cedro cuando lo veamos de lejos. Los cedros tienen la copa en forma triangular mientras están son jóvenes, y cuando alcanzan la madurez, tal vez al llegar a los 30 años, su copa se suaviza y se remata de forma más roma.

Categorías: Botánica