Biología

Inicio Botánica El alcornoque, el árbol que produce el corcho

El alcornoque, el árbol que produce el corcho

Publicado por Ramón Contreras

En Laguia2000 nos declaramos admiradores indiscutibles de los Quercus. Los árboles de este género son a nuestro entender los que forman los bosques más bonitos por pacíficos y tranquilos, casi revestidos de cierta majestuosidad. El género cuenta con muchas especies de interés, las encinas, los robles, los quejigos o los alcornoques se encuentran entre ellas y son todas de gran interés por su madera o por las bellotas que hacen, uno de los frutos secos olvidados por la humanidad.

Filogenia e historia evolutiva: El alcornoque, cuyo nombre científico es Quercus suber, pertenece al afamado grupo de los Quercus. El grupo es muy extenso con innumerables especies, muchas de ellas fruto del cruce entre especies parentales. Esto hace que el género tenga diversos subgéneros y dentro de estos secciones. En cualquier caso, todas ellas forman parte de la Familia Fagaceae, todos ellos árboles de buen porte del hemisferio Norte. A su vez se clasifica en el Orden Fagales, caracterizado por flores unisexuales y árboles o arbustos leñosos. Su Clase es Eudicotyledoneae, el grupo más diverso de Angiospermas y que su característica principal es el polen trilobulado. Como ya hemos dicho forma parte de la División Angiospermae, las plantas con flor.

Descripción física: A parte de las características que comparte con otras especies de su filogenia, el alcornoque se puede diferenciar de otras Quercus por su gruesa corteza. Se cree que el corcho sería una protección contra el fuego de los calurosos veranos de las regiones en las que vive. Las hojas simples y alternas tienen una morfología variable con bordes menos serrados que la encina y como otros Quercus tienen color verde oscuro y brillante en el anverso y pálido en el reverso. Su bellota es similar a la de robles y encinas, salvo que el cascabillo tiene las escamas más blandas y algo separadas.

Distribución y hábitat: Los alcornoques son originarios de la cuenca mediterránea (Europa y África). En general, la encima se encuentra en las regiones más frías y secas, mientras que el alcornoque requiere alta humedad, poco frío y los suelos no deben ser calcáreos, medida que se da sobretodo tierra adentro.

Interacción con el ser humano: El alcornoque tal vez sea de los pocos vegetales domesticados por el ser humano que no se emplean para comer. Si bien su madera es de buena calidad lo que o hace especialmente interesante es su corteza. El alcornoque es el principal árbol que produce corcho del mundo. Es por eso que países como España, Francia o Italia tienen gran interés en este árbol para poder cerrar sus botellas de vino, toda una institución alrededor del corcho. Sin embargo, la producción mundial está encabezada por Portugal (60% de la producción), que exporta su corcho a Francia y EE. UU.. El segundo país productor de corcho es España (30%), que lo emplea en sus propios vinos, seguida de Italia con el 6% de la producción mundial. El corcho para vinos es solo el 15% del corcho que se emplea en el mundo, pero mueve el 80% de la industria al ser el que requiere las mayores calidades.

Categorías: Botánica