Biología

Inicio Botánica La Ceiba, el árbol que une el universo maya

La Ceiba, el árbol que une el universo maya

Publicado por Ramón Contreras

Las ceibas son unos precios árboles usados muchas veces como ornamentales, de gran porte, era considerado como sagrado por el pueblo maya. Para ellos el Ya’ax’che, la ceiba, era el lugar en el que nació el primer humano y el centro del universo. Tal era su influencia que sus ramas aguantaban el cielo y las raíces penetraban en el inframundo. No es de extrañar esta creencia pues la verdad es que todas las especies de ceibas son enormes tanto en tamaño como en diámetro.

Filogenia e historia evolutiva: En términos cladísticos se conocen como Cebias las 21 especies que componen el género Ceiba, aunque en diferentes países se han clasificado como especies diferentes y solo las pruebas genéticas pueden determinar cuales de las 100 especies sugeridas son la misma. Todas ellas se encuentran en la Familia taxonómica Malvaceae, las malváceas, de la que es la malva la especie tipo. Siguiendo con la clasificación pertenecen al Orden Malvales, de la Clase Magnoliopsida, las plantas dicotiledóneas, dentro de la División Magnoliophyta, las plantas con flor o angiospermas.

Descripción física: Como ya hemos dicho son árboles enormes, imposible que pasen desapercibidos, llegando a medir 60 metros de alturas (uno un edificio de 20 pisos). Sus raíces son muy profundas pero también cuenta con raíces superficiales que sobresalen de la tierra. Mientras no tiene un tamaño tan imponente su tronco presenta espinas para protegerse de depredadores. Sus hojas caducifolias típicas de las malvales son palmaticompuestas (grandes hojas con forma de haz y peciolo se agrupan entre 5 y 9 al final de cada rama). Por el contrario las flores muy aromáticas, se agrupan en número mucho menor o solitarias, de color rosa intenso (malva). Sus 5 pétalos se abren durante el crepúsculo para que murciélagos e insectos la polinicen. Los pétalos no son completamente libres, sino fusionados en la base de color que presenta colores dorados, amarillos o blanco. Un largo estambre sobresale. Similares al hibisco, que también pertenece al grupo de las malváceas. Su fruto se abre para dejar volar unas semillas algodonosas (no por casualidad también el algodón es una malvácea).

Distribución y hábitat: Las Ceibas son originarias del centro y del sur de Amércia. Se encuentran diferentes especies de Ceibas desde Méjico hasta el sur de Chile. La mayoría de las especies habitan lugares que cuentan con una estación de sequía. Aunque C. pentandra, una de las más famosas especies del grupo o C. speciosa, se han adaptado a la selva lluviosa de los trópicos con notable éxito.

Interacción con el ser humano: Y hemos dicho que para la cultura maya la ceiba es un árbol fundamental, pero también lo era para pipiles, nahuas y taínos. Los mayas sembraban estos portentosos árboles en sus ciudades, ejemplo de ello es Tikal, que conserva algunos ejemplares de Ceibas en el ahora parque nacional. En la actualidad podemos encontrar la ciudad de La Ceiba en Honduras, que homenajea a este árbol en su escudo. Igualmente la ceiba es el árbol nacional de Guatemala. La deforestación es la principal causa de su desaparición aunque diferentes especies tienen diferentes grados de amenaza.

Categorías: Botánica