Biología

Inicio Botánica Las higueras y los higos

Las higueras y los higos

Publicado por Ramón Contreras

El higo es el fruto de la higuera. Aunque su nombre es similar al del higo chumbo (el nopal) no están relacionados filogenéticamente. Puedes leer más sobre el higo chumbo o nopal en nuestro artículo aquí . La higuera está domesticada desde hace unos 8.000 años.

Filogenia e historia evolutiva: la higuera recibe el nombre científico de Ficus carica. El género Ficus comprende alrededor de 800 especies, siendo Ficus elástica, el ficus común la especie tipo. A su vez pertenecen todas las Ficus a la familia de las Moraceae, dentro del Orden taxonómico Uricales o Rosales, dependiendo del autor. Invariablemente se encuentran incluidas en la Clase Magnoliopsida, de la División Magnoliophyta. La higuera es un árbol cultivable, del que se conocen más de 1000 variedades, algunas de ellas casi olvidadas en pos de otras con mayor producción. Las de producción más común son Colar, Goina Verdal y Ñoral.

Descripción: la higuera es un árbol de bajo porte, confundible con un arbusto, tiene entre 3 y 10 metros de altura. De su corto tronco salen gran número de ramas rectas con prominentes nudos, su corteza es gris y lisa. Además es frecuente encontrar retoños que han crecido desde la misma raíz. Por lo que es frecuente su reproducción por esqueje. Su hoja es caduca, rugosa, de unos 20 cm de diámetro y está formada por 3 o 5 lóbulos. La higuera produce un látex irritante que secreta en las heridas.

Existen tanto individuos dioicos como monoicos (con flores de uno o de los dos sexos). Para que las higueras den frutos debe estar presente una avispa concreta, su polinizador, sin ella los higos no llegan a término. Esta estrecha relación ha sido un problema a la hora de extender el cultivo de la higuera. Puedes leer más sobre esta relación simbionte en nuestro artículo aquí. Su fruto es compuesto, del tipo sicono o higo, con numerosas semillas en su interior. Tienen algo más de 5 cm de diámetro y usualmente tienen forma de lágrima, pueden ser tanto verdes como negros. Las brevas son los higos de las variedades que maduran a principios de verano, después de estar todo el inverno en el árbol. El resto de higueras fructifica a mediados o finales de verano.

Distribución y hábitat: la higuera es originaria de las zonas tropicales y subtropicales de Asia occidental. de esa región se extendió por la cuenca mediterránea. Actualmente y debido a su consumo se pueden encontrar en toda la cuenca mediterránea, América del norte y de forma más puntual en el Sur de América, la India o China. La higuera no tiene muchas condiciones de crecimiento. De hecho es posible verlo creciendo entre grietas y muros.

Interacción con el ser humano: a pesar del cultivo de las variedades comerciales la higuera, como especie salvaje está en estado de conservación de preocupación menor por el UICN. La FAO estimó que en 2005 la producción de higos mundial era algo mayor de un millón de toneladas. Tanto el ser humano como el ganado (cerdos y ovejas normalmente) come higos, muchas veces las mismas variedades. Los higos pueden comerse tanto frescos como secos o en conserva, su sabor dulce hace que se usen en repostería. El higo tiene un alto contenido de fibra y de cradina, una proteína que ayuda a la digestión. Sin embargo el fruto inmaduro contiene toxinas que resultan perjudiciales para los seres humanos.

Categorías: Botánica