Biología

Inicio Botánica Higos chumbos, nopales o tunas

Higos chumbos, nopales o tunas

Publicado por Ramón Contreras

Los higos chumbos son el fruto espinoso de la planta conocida en España como chumbera y en América latina como nopal o tuna, entre otros nombres.

Filogenia e historia evolutiva
: el nombre científico de este cactus es Opuntia ficus-indica. El género Opuntia está formado por unas 300 especies. Todas ellas pertenecen a la Familia taxonómica Cactaceae, los vulgarmente llamados cactus. Se clasifican en el Orden Caryophyllidae, de la Clase Magnoliopsida, dentro de la División Magnophiophita. Opuntia ficus-indica es la especie tipo del género, en parte debido a su utilización como alimento tanto de sus frutos como de sus hojas. Los estudios de ADN realizados con Opuntia ficus-indica revelan que esta especie es el resultado del cruce y la domesticación humana de plantas de este género.

Al madurar se vuelven rojos y más fáciles de arrancar de las palas.

Al madurar se vuelven rojos y más fáciles de arrancar de las palas.

Descripción: la chumbera, como todos los cactus, es una planta crasa y xerófita, de climas áridos. Morfológicamente su tallo forma palas o pencas de hasta 30 cm de longitud, en las plantas adultas las pencas inferiores suelen lignificarse y pierden el color verde de los cloroplastos y pasar a ser una estructura más parecida a un tronco verdadero. En la que aparecen púas ordenadas es espiral alrededor de la palma. La planta tiene un porte de entre 3 y 6 metros.

Las chumberas se pueden reproducir sexualmente en primavera, con flores de colores rosaceos vistosos en el borde de las palas y frutos a mediados o finales de verano, con un gran número de semillas en su interior. También se reproduce de forma asexual por esqueje. Una hoja que cae al suelo puede agarrar y dar un individuo nuevo. Esta habilidad para la propagación asexual convierte a la chumbera en un gran colonizador de hábitats desérticos.

Distribución y hábitat: La chumbera es originaria de la zona central de América, se cree que específicamente de Méjico (saliendo una chumbera en la bandera mejicana debido a la arraigada historia de la planta en el país). Sin embargo se ha extendido por todo el continente americano hasta Canadá y argentina. A Europa llego a través de África, mediante los árabes que pasaron del norte de África a la cuenca mediterránea española. Una prueba de ello es que en Baleares se la llama “figa de moro”, es decir “higo de moro” a razón de que fueron estos los que introdujeron la planta. Como todos los cactus los requerimientos hídricos de esta planta son muy bajos, por lo que es ideal para climas áridos o semiáridos, de ahí su triunfo en la cuenca mediterránea.

Interacción con el ser humano: el nopal no está en ningún estado crítico de conservación. Más bien todo lo contrario, ha sido catalogada como planta invasora en España y otras zonas de Europa donde las especies agrícolas se están asilvestrando debido al abandono del entorno rural. El ser humano utiliza tanto los frutos como las hojas de esta planta para comer y fabricar bebidas alcohólicas a ambos lados del Atlántico. Tradicionalmente los higos chumbos también se han empleado para dar de comer al ganado, concretamente a los cerdos, que son capaces de comérselos incluida la piel y las púas sin mayor esfuerzo. Debido a sus cualidades organolépticas el nopal es aconsejable para un buen transito intestinal dada la enorme cantidad de fibra de sus frutos.

Categorías: Botánica

Un comentario para “Higos chumbos, nopales o tunas”