Biología

Inicio Botánica Las coníferas

Las coníferas

Publicado por Victoria González

La subdivisión Coniferophytina o Pinophytina pertenece a la división Pynophyta. Comprende dos clases: Ginkgopsida y Pinopsida.
Clase Ginkgopsida: la única especie viviente es Ginkgo biloba, cuyo origen se piensa que está en el este de China. Resiste muy bien la sequía y la contaminación. Es un árbol dioico, y los masculinos son más esbeltos y gráciles. Presenta un tipo de ramificación simpódica, es decir, no hay ninguna rama que crezca más que las otras. Algunos ejes, llamados macroblastos, tienen crecimiento ilimitado, y otros, llamados braquiblastos, lo tienen limitado. Las hojas tienen forma de abanico, son pecioladas y caducas. Entre la polinización y la fecundación puede haber un lapso de tiempo de varios meses. El desarrollo reproductivo es muy lento, pueden pasar 30 años para formar los primordios seminales. La pared exterior de la semilla del Ginkgo contiene ácido butírico, que al pudrirse origina un olor característico bastante fuerte.

pino

Clase Pinopsida: aunque contiene varios órdenes, solo dos de ellos tienen especies vivas: Taxales y Pinnales.
Orden Taxales: su único representante europeo es el Taxus baccata (tejo). Es un árbol dioico, de hojas planas y puntiagudas que se disponen helicoidalmente formando braquiblastos. Las flores masculinas se agrupan en estróbilos, y en su base hay pequeñas escamas. Tienen numerosos microesporófilos peltados, y cada uno de ellos puede llevar de 6 a 8 sacos polínicos. Las flores femeninas no se disponen en estróbilos, y se encuentran en las axilas de las hojas. Tienen macroesporófilos en forma de pequeñas escamas, y llevan un primordio seminal. En la base tienen una excrecencia de color rojo que aumenta de tamaño al formarse la semilla y se llama arilo.

Orden Pinnales: este orden agrupa al mayor número de gimnospermas actuales, que tienen gran importancia en la vegetación. Son siempre leñosas, y agrupan desde los grandes árboles hasta arbustos rastreros. Las hojas, en general, son perennes, y pueden ser diversas formas: aciculares, en forma de escamas, linear-lanceoladas, etc. Sus troncos tienen canales resinosos. Las flores son unisexuales, y existen especies monoicas y dioicas. Las flores masculinas se agrupan en microesporófilos escuamiformes es estróbilos, y tienen de 2 a 15 sacos polínicos. La producción de polen es muy elevada, ya que la polinización es aérea. Las flores femeninas se agrupan en estróbilos, y sobre un eje se disponen de forma helicoidal unas brácteas en las que se alojan los primordios seminales. Esta disposición tiene ventajas: “gimnospermia compensada”. En las gimnospermas la semilla no tiene protección. Por este mecanismo, tanto óvulos como semillas se encuentran protegidos por brácteas. No tienen fruto verdadero, pero sí unas estructuras parecidas, que reciben distinto nombre según la especie: conos o piñas en el caso de pinos y abetos, gálbulos en el ciprés, y arcéstidas en enebros y sabinas.

Géneros del orden Pinnales en la Península Ibérica:
Cupressus
Juniperus: son los enebros y sabinas.
Abies alba: solo crece de forma natural en Pirineos. Abies pinsapo en las sierras de Málaga y Cádiz.
Cedrus: natural de Líbano y Marruecos.
Pinus: P. pinaster, P. pinnea, P. sylvestris

Categorías: Botánica