Biología

Inicio Botánica La flor de Navidad

La flor de Navidad

Publicado por Ramón Contreras

Tal vez por Euphorbia pulcherrima no te suene esta planta. Pero si te digo la planta de Navidad, la flor de Pascua, flor del Inca o Poinsettia o Poinsetia es más probable que conozcas de lo que hablamos. Esta planta que es originaria de américa central se ha extendido por todo el mundo como una planta de interior propia de las fechas navideñas por sus hojas coloridas, que crecen en este tiempo. Debido a su importancia en la floricultura de interiores existen en la actualidad alrededor de 100 variedades de poinsetia, con diferentes tamaños y colores en sus hojas.

Filogenia e historia evolutiva: científicamente hablando el nombre binomial de la planta de Navidad es Euphorbia pulcherrima, una de las cerca de 2000 especies que tiene el género Euphorbia (uno de los más diversos que existe en el planeta). Este grupo de plantas se recoge en la familia Euphorbiaceae, que es un grupo de plantas muy grandes, por lo que se divide en subfamilia, tribu y subtribu Euphorbieae. Esta familia se clasifica dentro del Orden Malpighiales, cuya sistemática interna es un poco confusa. A su vez pertenece a la Clase Magnoliopsida de la División Magnoliophyta.

Descripción: en estado natural esta planta tiene porte arbustivo, que oscila entre el medio metro y los 3 metros de altura. Sus hojas, de más de 10 centímetros, son de borde dentado con nerviación visible y de color verde oscuro. Las hojas (brácteas) que acompañan a las inflorescencias están modificadas, presentando un color diferente al resto de las hojas, normalmente rojo, aunque también las hay blancas o amarillas. Sus inflorescencias son pequeñas y de un color amarillo, similar a la de otras euforbias. Los tallos típicos de las euforbias secretan látex. Las inflorescencias están formadas por varias flores masculinas y una única flor femenina que dará lugar a un fruto redondo de pequeño tamaño con 3 semillas en su interior.

Distribución y hábitat: la flor Inca está muy extendida en todo el mundo a raíz de su uso en interiorismo. Su distribución original incluía el sureste de México y Guatemala (donde crece de forma silvestre en casi todo el país), aunque también se la encontraba en otros países de Mesoamérica. En Estados Unidos, donde fue introducida por el embajador en México Poinsett se cultiva para su venta antes de Navidad. Desde ahí su uso se ha extendido por Europa y Australia. Sin embargo la planta crece durante todo el año.

Como todas las plantas de interior no soportan las temperaturas excesivamente frías ni calientes, requieren unas condiciones elevadas de humedad y bastante iluminación 8 a 9 horas (aunque no más de 12 horas) para mantener sus características hojas coloradas.

Interacción con el ser humano: los países americanos cuentan con relaciones muy estrechas con esta planta, desde Argentina hasta EE. UU. Guatemala exporta más de 40 millones de plantas anualmente. Las variedades en la coloración que se comercializan se deben a mutaciones aparecidas que se han mantenido por crecimiento a partir de esquejes. Para conseguir las plantas de diversos tamaños se utilizan hormonas vegetales para cambiar la morfología arbustiva natural de la corona Inca. La medicina tradicional mejicana la recomienda para la producción de leche en mujeres y el látex que produce se usaba para herpes y verrugas.

Categorías: Botánica