Biología

Inicio Botánica Eucalipto, aromático, maderero y ornamental

Eucalipto, aromático, maderero y ornamental

Publicado por Ramón Contreras

El eucalipto es mundialmente conocido por sus propiedades broncodilatadoras y su sabor y olor característico, que ya todo el mundo asocia a caramelos y otros dulces usados durante los periodos de problemas moderados de respiración. Sin embargo, el eucalipto es un árbol que tiene otras muchas cualidades aprovechables por el ser humano que han hecho que este árbol indígena de Oceanía se extienda alrededor de todo el mundo de una forma exponencial, llegando a ser un problema para los ecosistemas autóctonos que muchas veces son desplazados (bosques enteros talados) para sembrar a esta maravilla industrial oceánica.

Filogenia e historia evolutiva: El género Eucalyptus está compuesto por alrededor de 700 especies, que se plantan dependiendo del uso que se le quiera dar. Los nombres de cada especie suelen estar relacionados con el color de su madera o sus aromáticos principales. Todas ellas forman parte de la Tribu Eucalypteae, dentro de la subfamilia Myrtoideae. El orden Myrtales, al que pertenece es es más extenso en el mundo, pues incluye las rosáceas y otros géneros de gran éxito evolutivo (el género Eucalyptus con sus 700 especies está bien establecido dentro del grupo). El taxón pertenece a la Clase Magnoliopsida, de la División Magnoliophyta del Reino Plantae.

Descripción física: A pesar de la gran diversidad del género todos comparten ciertas características comunes. Son todos árboles de gran porte (superando los 50 metros con facilidad) y troncos rectos de corteza normalmente de colores claros. Todos ellos son de hoja perenne, cuando sale la hoja carece de pedúnculo, al desarrollarse pasa de tener una forma redondeada a una forma lanceolada y curva. Las hojas de un color verde intenso y brillante desprenden el olor característico de los eucaliptos, gracias al aceite esencial denominado eucalipto también. Las propiedades antisépticas y el olor agradable han convertido en este aceite en un éxito comercial. Las flores son polinizadas por insectos que consumen su néctar (permitiendo varios padres diferentes para semillas de la misma flor). Las flores caerán y se desarrollarán las cápsulas. Finalmente, las semillas, de morfología muy diversa, se encuentran en unas cápsulas leñosas típicas del género y que además dan el nombre latín al género. Las cápsulas son un rasgo determinante de cada especie y pueden estar desde unos meses hasta años antes de abrirse.

Distribución y hábitat: El género Eucalyptus es oriundo de Australia y Nueva Guinea. De hecho, todo el Orden de las Myrtales son características del hemisferio Sur. A pesar de su origen se han extendido por su rápido crecimiento. Como ejemplo, en la actualidad en Galicia (España) se encuentra el 3% de la población mundial de eucaliptos. Sus plantaciones son extensivas y se talan y replantan cada pocos años. Su adaptación a la cuenca mediterránea además ha sido exitosa, estando presentes de forma asilvestrada en muchas regiones.

Interacción con el ser humano: Las industrias papelera, cosmética y farmacéutica emplean alguna parte de este árbol de forma esencial en sus actividades. Además su porte, su intenso color verde de sus hojas que están todo el año y su aroma han hecho que sea muy apreciado para adornar todo tipo de jardines. Además, su rápido crecimiento ha hecho que durante el siglo XX se emplease para la reforestación, aunque en la actualidad su uso en este aspecto ha disminuido debido a ser una especie externa y que sus raíces desprenden también aceites esenciales impidiendo el crecimiento de otros árboles a su alrededor que no sean eucaliptos.

Categorías: Botánica