Biología

Inicio Botánica, Ecología Especies en la Tierra – Los líquenes

Especies en la Tierra – Los líquenes

Publicado por Pablo Morales

Los líquenes son organismos biológicos que resultan de una asociación (simbiosis) entre un hongo y un alga microscópica, que son muy sensibles a los efectos tóxicos de los contaminantes. Dado que no tienen raíces, como las plantas, los líquenes absorben de manera eficiente todos los nutrientes que necesita directamente de la atmósfera.

Esta eficiencia se ha convertido en un problema para algunas especies, ya que en algunos lugares, junto con los alimentos, absorber y concentrar los productos químicos tóxicos en su interior puede causar la muerte. Así, las especies más sensibles desaparecen de los lugares más contaminados, por lo que el mapeo de la biodiversidad de los líquenes para determinar la calidad general del aire en una región es viable.

La necesidad de evaluar la contaminación del aire en Sines ha surgido desde los años 80, cuando se produjo la industrialización más reciente de la región. Asociada a esta industrialización, se produjo un deterioro en la calidad del aire resultante de las emisiones y la posterior deposición atmosférica de contaminantes.

El proyecto de Sines, fue desarrollado para agregar toda la información sobre la contaminación del aire en la región de Sines y llenar vacíos de información a través de metodologías alternativas que permiten a evaluación de la calidad del aire en toda la región. Entre estas metodologías, se destaca la vigilancia biológica, mediante las técnicas de evaluación de la biodiversidad de los líquenes y la bioacumulación, como una medida de la contaminación del aire y el uso de modelos matemáticos que se trate, en particular los modelos de geoestadística y redes neuronales para la evaluación y cuantificación de la contaminación del aire.

El biomonitoreo es para medir las características del medio ambiente (en este caso, la calidad del aire) con los organismos vivos. En los cuerpos el proyecto Sinesbioar (bioindicadores) elegido para desarrollar el trabajo fueron los líquenes. Estos bioindicadores tienen la capacidad de acumular una gran variedad de contaminantes en el interior. A veces, esta acumulación es tan alta que es tóxica para el propio liquen, causando su muerte. Fue precisamente a la vista de estas dos características-la acumulación de contaminantes y la muerte por exceso de contaminantes, que fue desarrollado un sistema de monitoreo en la región de Sines, cuya aplicación se basa en dos estrategias:

i) Evaluación de la biodiversidad. Este análisis se basa en el hecho de que muchas especies de líquenes (la especie más sensible) desaparece cuando se someten a la contaminación atmosférica.

ii) La bioacumulación. Esta estrategia se basa en el análisis de los contaminantes químicos que se acumulan dentro de los líquenes. El objetivo fue identificar los contaminantes que fueron depositados en la región de los senos, especialmente en las zonas donde la biodiversidad ha demostrado que hay alteraciones.

Evidentemente es excelente la forma en que estos seres vivos trabajan y eso por eso que en muchas ocasiones el estudio de los mismos se torna una excelente alternativa para todos los científicos que dedican su vida al estudio de estos seres vivos.

Categorías: Botánica, Ecología