Biología

Inicio Botánica Arabidopsis thaliana

Arabidopsis thaliana

Publicado por Ramón Contreras

Abreviada en la literatura científica como A. thaliana esta pequeña planta de la familia Brassicacea se puede confundir fácilmente con una mala hierba de los bordes de los caminos. No obstante, es una de la planta más importante a nivel científico. No por su valor económico industrial, medicinal ni por su comestible parentela, las lechugas comerciales, puesto que ella misma es comestible. Sino por sus inigualables características que la han convertido en la planta de referencia de todos los estudios de plantas. Indispensable en cualquier laboratorio vegetal, es empleada con frecuencia como modelo de vegetales para estudios tanto fisiológicos, en estudios de interacción planta patógeno o de desarrollo floral, como moleculares y genéticos. Resulta una especie modelo idónea, puesto que es fácil de mantener en el laboratorio, su ciclo vital es corto y se tiene su genoma completamente secuenciado, fue la primera planta con su genoma completamente secuenciado, en el año 2000 por el proyecto AGI ((Iniciativa para el Genoma de la Arabidopsis). Si bien hay otras especies modelo igualmente válidas, pero no tan extendidas por diversos motivos, como la tomatera (Solanum licopersicum) o de un familiar de la planta del tabaco (Nicotiana benthamiana).

Distribución:
aunque esta planta es originaria de Europa, Asia y en Norte de África, está presente en todo el mundo gracias a su importancia. En América del Sur las poblaciones asilvestradas son muy escasas. En España hay poblaciones silvestres en todo el territorio. No obstante muchos de los emplazamientos de estas poblaciones silvestres son secretos para evitar que todos los investigadores tomen sus muestras de la naturaleza y acaben con las poblaciones naturales, con las que sí que están permitidos algunos experimentos evolutivos o de poblaciones, aunque muy estrictamente controlados.

Descripción: Mide unos diez o doce centímetros de altura, hasta los 30 cm, y sus hojas se despliegan en una roseta basal, con un sabor entre lechuga y escarola. Las hojas presentan el borde entero, de forma elíptica y simple, aunque existen una gran variedad de fenotipos en los que estas características pueden verse alteradas. Durante la floración presenta unas flores hermafroditas pequeñas (de alrededor de unos 5 cm) blancas que pasan completamente desapercibida en los campos y los caminos. Su fruto es también muy pequeño de un milímetro de anchura y escasos centímetros de longitud, su forma es cilíndrica ahusada con dos cavidades, llamadas silicuas, que contienen las semillas alrededor de 30 por silicua.

Arabidopsis thaliana fue descrita por primera vez por Linneo, que realizo este dibujo. no obstante el nombre ha sufrido diversos cambios con el tiempo y ahora se llama thaliana por el Dr. Thal que la describió en Alemania.

Ciclo vital: su ciclo es muy corto, 6 a 8 semanas. Tras sembrarlas se pueden observar plantas tras 2 semanas y a las 3 semanas ya empiezan a desarrollar las flores.

Mutantes y ecotipos: la gran necesidad de A. thaliana en los laboratorios ha llegado a presentar una industria basada en la creación de líneas genéticas de éstas que tengan algún carácter mutado, recesivo o dominante específico, algunos de los nombres más comunes son Col-0 (de Columbia 0, que es el ecotipo secuenciado) Ler, de Landsberg erecta. Otros background menos citados en la literatura científica son Ws ( de Wassilewskija), Cvi de Cape Verde Islands, referidas al lugar d donde se aislaron.

Categorías: Botánica

Un comentario para “Arabidopsis thaliana”