Biología

Inicio Botánica La Ruda, una planta peligrosa o sanadora de la antigüedad

La Ruda, una planta peligrosa o sanadora de la antigüedad

Publicado por Ramón Contreras

La ruta es curiosamente una de las plantas más buscadas en Internet. Junto con las suculentas,las orquídeas, la lavanda o el eucalipto, este grupo de vegetales de pequeño porte son de especial interés para los internautas por sus aceites esenciales o más bien, los usos que pueden tener estos principios activos. Antes que nada hay que advertir que estos mismos compuestos a los que se les atribuyen beneficios pueden, en dosis por encima de lo recomendable, causar graves daños en el sistema hepático y en los riñones. Además, la ruda es un potente y muy peligroso abortivo, por lo que su uso con tales fines debería descartarse inmediatamente del imaginario popular, que esperamos que no la busque en internet con esa finalidad.

Filogenia e historia evolutiva: como ya heos mencionado se conoce como ruda a todas las especies pertenecientes al género Ruta. Cuanta con entre 10 y 40 especies dependiendo del autor, siendo Ruta graveolens, la ruda común la más conocida de todas. Taxonómicamente forma parte de la Familia Rutaceae, del Orden Sapindales (al que pertenecen los cítricos, su grupo más representativo).Finalmente pertenecen a la Clase Magnoliopsida, las dicotiledóneas, dentro de la División Magnoliophyta, las plantas con flor.

Descripción física: Las rudas son pequeños arbustos que no alcanzan apenas el medio metro de altura. Sus hojas están constituidas de foliolos que se presentan opuestos de dos en dos o de tres en tres. Su alta concentración de lignina hace que sean duras y su color verde intenso contrasta con sus pequeñas flores amarillas agrupadas en inflorescencias de tipo cima. Los frutos pequeños y verdes también tienen varios compartimentos visiblemente separados donde maduran gran cantidad de semillas.

Distribución y hábitat: La ruda común es una planta que prefiere no vivir en la alturas. Se pueden encontrar plantas de ruda de forma discontinua en toda la cuenca mediterránea de forma silvestre exclusivamente en zonas muy cercanas a la costa. Se puede encontrar en el sur de Francia en la zona costera, aunque no es común en España o Italia. En cambio la ruda de montaña, R. montana, está ampliamente distribuida por Portugal y España, salvo la parte atlántica norte. Hay poblaciones en el noroeste africano pero nunca entrando demasiado en el continente y también hay poblaciones en Grecia y Turquía. Otras rudas como la Egipcia (R. anustifolia) o la de Córcega (R. corsica) dejan claro donde se encuentra su distribución principal.

Interacción con el ser humano: La ruda fue una planta muy apreciada en la gastronomía del Imperio romano. El recetario de Apicio lo incluía en numerosos platos. Sin embargo, en la actualidad solo se emplea en algunos platos del norte de África dado su sabor amargo y inquisitivo que se aleja de los gustos actuales. Sus aceites esenciales han sido usados en medicina y dietética. Sus aceites esenciales son bloqueadores de los procesos inflamatorios, por lo que se han usado como ungüento contra la artritis. Sin embargo, sus efectos digestivos son en parte contraproducentes por el daño al hígado que provocan. En la actualidad la medicina moderna es capaz de proveer remedios más eficientes y sin tantos y tan peligrosos efectos secundarios como la ruda.

Categorías: Botánica