Biología

Inicio Anatomía animal Morfología Externa de la Abeja

Morfología Externa de la Abeja

Publicado por Pablo Morales

El cuerpo de la abeja se divide en: Cabeza, Tórax y abdomen.

En la cabeza se encuentran los órganos sensoriales: Un par de ojos compuestos, tres pequeños “Ocelos” (ojos simples), un par de antenas e apéndices bucales (un par de mandíbulas, un par de maxilares, labio y labro). Existen también algunas glándulas.

cabeza-abeja

El tórax es la región del medio del cuerpo y está compuesta por tres segmentos. En cada uno, existe un par de patas. También las alas se encuentras unidas al tórax.

El abdomen está compuesto por nueve segmentos, y es aquí donde se encuentran los sistemas digestivo y reproductor. En esta región existen las glándulas productoras de cera, olor (feromonas) y de veneno (Inyectado por el aguijón)

– Cabeza –


1- Ojo compuesto
2 y 4– artículos basales de los     maxilares
3 y 5– artículos basales del labio
6– gálea
7– palpo maxilar
10– lengua
11– para glosa
12– palpos labiales
13– maxilas
15– labro
16– mandíbulas
17– antena
18– ocelos

Ojos compuestos

Están constituidos por miles de pequeñas unidades o lentes llamadas omatideos, cada una de ellas está orientada en una posición ligeramente diferente de la otra dando al ojo su forma convexa. Cada unidad capta una pequeña parte de la visión del insecto, que el cerebro retiene e convierte en una imagen tipo mosaico.

Este tipo de ojo tiene una ventaja de detectar movimiento y solo existe en animales que poseen un sistema nervioso suficientemente sofisticado, capaz de reconstruir la imagen detectada por el sistema sensorial.

La abeja logra distinguir colores que van desde el violeta al naranja, pero no logra distinguir el rojo de los tonos grises.

Ocelos

Son ojos simples, localizados entre los dos ojos compuestos, que apenas detectan la luz siendo incapaces de formar una imagen.

Antenas

Son importantes órganos sensoriales localizados en la región frontal, al centro de la cabeza. En ellas hay pequeños pelos (órganos sensitivos) que responden a estímulos de tacto y olfato.

Cada antena está compuesta por un pedúnculo y un flagelo más largo. En los zánganos el pedúnculo es mas corto y el flagelo tiene doce segmentos, mientras que en las hembras es más largo pero tiene sólo once segmentos.

Las antenas están unidas al cerebro por un nervio doble y son controladas por cuatro músculos.

Sirven también para su comunicación.

Mandíbulas

As abejas poseen un par, localizadas una de cada lado da cabeza. Son utilizadas para asir e cortar, como no caso da cera, e para transportar polen para dentro da colmena o deshechos hacia fuera de ella.

Las abejas poseen un par de mandíbulas ubicadas a cada lado de la cabeza. Son utilizadas para sostener y cortar, como en el caso de la cera y para transportar polen hacia dentro de la colmena o desechos hacia fuera.

Maxilas y labio

Son alargadas y juntamente con el labio (un par de maxilas fusionadas) forman la probóscide. Este es una lengua peluda y larga, en forma de tubo, que sirve para succionar el néctar. Cuando el insecto no lo está utilizando el tubo se mantiene enrollado.

En la base del labio se encuentra la hipo faringe.

Glándulas

Se encuentran glándulas salivales, mandibulares (más desarrolladas en la reinas y donde hay secreción de la feromona responsable por la organización social de la colonia) y productoras de la jalea real.

– Tórax –

Patas

Las patas se dividen en muslo, trocánter, fémur, tibia y tarso. Cada par presenta características diferentes porque tiene funciones diferentes.

Las patas de adelante son utilizadas para limpiar la cabeza, ojos y boca de los restos de polen que allí se depositan. El segundo par remueve el polen del primer par, del tórax y de las alas. Las patas de atrás son las más especializadas, son ellas que transportan el polen. Estas patas son planas y en las obreras están cubiertas de pelos largos que forman el reservorio o cestilla de polen, que está localizado en la tibia. El polen recogido de los pelos del cuerpo por las patas de adelante y del medio es depositado en la «cepillo» de pelos de las patas posteriores, en seguida el polen en el «cepillo» de una de las patas es retirado por el «peine» de la otra pata y aplastado y empujado contra la cestilla de polen. Este proceso  se repite hasta que las cestillas de polen de ambas patas estén llenas.

Alas

Los dos pares de alas son planos, finos, membranas y fortalecidos por nervuras. Las asas de adelante son más grandes que las de atrás pero todas trabajan en conjunto durante el vuelo gracias a unos ganchos que las unen. Esta es una característica evolutiva en relación a otros insectos. Otra característica importante es el hecho de que las abejas puedan doblar las alas hacia atrás del cuerpo cuando no están volando, hecho que les proporciona una mayor  movilidad.

El simple batir de las alas no es suficiente para garantizar el vuelo, que es logrado a través de un movimiento oscilatorio.

– Abdomen –

Aguijón

Se encuentra en el interior de la extremidad del abdomen cuando no está en uso.

Es una estructura de poner huevos modificada para producir veneno, por lo que sólo se encuentra en las hembras.

Categorías: Anatomía animal