Biología

Inicio Anatomía animal, Anatomía humana Anatomía externa del mesencéfalo humano

Anatomía externa del mesencéfalo humano

Publicado por Ramón Contreras

El mesencéfalo es la región del sistema nervioso situado en la parte superior del tallo cerebral, conectando éste con el cerebro. El tallo cerebral a su vez es la parte del sistema nervioso encargada de unir el cerebro con la médula espinal. Pero el tallo cerebral no solo es una zona de tránsito. Los nervios que controlan la cara y los ritmos cardiacos y respiratorios, así como la sensibilidad de las vísceras emergen del sistema nervioso central desde el tallo cerebral, región que controla sus impulsos. Para ampliar esta información puedes leer el artículo que le dedicamos a las generalidades del tronco encefálico, aquí.

En una visión posterior podemos apreciar los pedúnculos cuadrigéminos.

En una visión posterior podemos apreciar los pedúnculos cuadrigéminos.

El tronco del encéfalo del ser humano es de unos 10 cm. Anatómicamente hablando, se puede subdividir en tres regiones visibles. Desde el cerebro hacia abajo, el mesencéfalo, el metencéfalo, también llamado puente de Varolio o protuberancia anular o puente troncoencefálico y el bulbo raquídeo (mielencéfalo) o médula oblonga que da a la médula mediante las columnas grises segmentarias. Debido a su complejidad veremos las otras dos regiones en sus propios artículos, metencéfalo (próximamente) y bulbo raquídeo.

Sin embargo la división funcional es por capas transversales, que recorren las tres zonas del tronco. El bulbo raquídeo es la parte más delicada del tallo cerebral y también la que presenta una mayor complejidad.

Pero pasemos ahora a ver una distribución más exhaustiva de la anatomía del mesencéfalo. El estudio del mesencéfalo puede hacerse en base a su configuración externa. Las cuatro caras de la estructura se denominadas anterior, posterior y dos laterales. O bien se puede estudiar según su configuración interna. Para ello se realizan cortes transversales, que permiten una visión global de las relaciones existentes. En los cortes transversales encontramos la región Colicular o tectal, Tegmental y Peduncular. En otro artículo hablaremos sobre la configuración interna del mesencéfalo, lo puedes leer aquí (próximamente).

En la cara anterior encontramos los pedúnculos cerebrales, de unos 15mm. Protuberancias de haces blancos. Entre ambos se encuentra un surco (la fosa interpeduncular) relleno de la sustancia perforada posterior, materia gris perforada por los vasos sanguíneos. El límite entre la fosa interpeduncular y las protuberancias cerebrales está formado por el surco del nervio oculomotor, el III par craneal.

En la cara posterior se encuentran los colículos dos superiores y dos infereiores. También llamados tubérculos cuadrigéminos. Los superiores controlan los reflejos oculares y los inferiores los auditivos. El surco que los separa se denomina surco cruciforme, por la forma de cruz con los tubérculos cuadrigéminos en cada esquina. A la altura del par superior se encuentran los núcleos del III par craneal. Más abajo de los colículos inferiores, a la altura de la válvula de Vieussens, emerge el nervio patético, en IV par craneal.

Finalmente, en las caras laterales se observa el surco lateral del mesencéfalo, como continuación del surco interpeduncular. Además también tiene conexión con los tubérculos cuadrigéminos de la cara posterior. De hecho estos se conectan mediante el brazo conjuntival superior e inferior con el cuerpo geniculado externo e interno, respectivamente.

Categorías: Anatomía animal, Anatomía humana

Un comentario para “Anatomía externa del mesencéfalo humano”