Biología

Inicio Botánica, Taxonomía Taxonomía Vegetal

Taxonomía Vegetal

Publicado por Pablo Morales

La Taxonomía vegetal es uno de las ramas más antiguas del conocimiento científico. Surgió, por decirlo así, cuando el hombre tomo conocimiento de la multiplicidad y diversidad de seres que poblaban la naturaleza.

A medida que esta diversidad era percibida, se destacaba la importancia de determinados tipos de plantas y a ellas se daban nombres particulares, muchas veces alusivos a ciertos atributos, facilitando la identificación.

Entre las ciencias que tratan de los seres vivos, la taxonomía vegetal, envuelta principalmente con los objetivos fundamentales relacionados con la diversificación y el ordenamiento de las plantas, ocupa una posición impar, por la posibilidad de ofrecer a los interesados en su estudio, una forma de apreciación y de interpretación de la realidad del proceso evolutivo en tiempo y en espacio, en ocurrencia del contacto continuo con el mundo vegetal y de la necesidad de establecer relaciones entre las diversas plantas, consideradas tanto las del presente como las del pasado.

Sin duda, los más significativos conceptos de evolución encontraron en la Sistemática Vegetal sus fundamentos.

Categorías Taxonómicas

Siendo muy elevado el número de plantas, resalta a la vista la necesidad de ser ordenadas en categorías a las que se filian los grupos taxonómicos o taxones. Los términos categoría y taxón, a veces mal interpretados, son perfectamente distintos, mas allá que se relacionen.

Las categorías sistemáticas representan niveles jerárquicos, según criterios adoptados en los diversos sistemas de clasificación, en tanto los taxones corresponden a los términos aplicados a los agrupamientos considerados incluidos en esas categorías.

Según el Codigo Internacional de Nomeclatura Botánica en vigencia, las principales categorías sistemáticas, en sucesión ascendente, son las siguientes: especies (species), género (genus), familia (familia), orden (ordo), clase (classis), división (divisio) y reino (regnum).

Categorías intermediarias pueden ser necesarias. Reciben entonces nombres resultantes de la anteposición del prefijo sub a la categoría objeto de división (subfamilia, subgénero, etc), o se les aplican designaciones particulares (tribus, sección, variedad, etc, por ejemplo).

Consideradas las categorías principales y las subdivisiones de uso más corriente, se puede tener la siguiente graduación: Reino, División, Subdivisión, Clase, Subclase, Orden, Suborden, Familia, Subfamilia, Tribu, Subtribu, Género, Subgénero, Sección, Subsección, Serie, Subserie, Especie, Subespecie, Variedad y Forma.

Los grupos taxonómicos reciben en general nombres con terminaciones propias, relacionados con la categoría a la que pertenecen, Resultan, en estos casos, nombres que tienen el mismo radical de la palabra con la que se designa al género.

Puede suceder que un nombre genérico provea el radical para las designaciones de los grupos taxonómicos que les siguen en línea ascendente hasta la categoría correspondiente a División, como veremos en el siguiente ejemplo Magnolia (género), Magnoliaceae (familia), Magniliales (orden), Magnoliopsidae (clase) e Magnoliophyta (división).

No todos los géneros dan origen a uno o más de un nombre, cuya categoría sea de nivel superior a la suya. Veamos por ejemplo, que la Verbena (género) dio origen a Verbenao (tribu), Verbenoideae (subfamilia) y Verbenaceae (familia).

En la misma familia, el género Petrea contribuye solamente para la formación del nombre Petreae (tribu), en cuanto al género Limpia ningún nombre de categoría más elevada resulto.

División

Dentro del seriado fitológico, representa la categoría que queda apenas debajo de Reino, estando formada por un conjunto de Clases, mas allá que en determinadas situaciones se tiene la necesidad de incluir categorías intermediaras o Subdivisiones.

En regla son tomados para su constitución caracteres generales relacionados con estructuras reproductivas, morfológicas o anatómicas.

Según recomendaciones del Código de Nomenclatura, los nombres aplicados a los grupos taxonómicos correspondientes a las Divisiones tienen como terminación el sufijo phyta y aquellos dados a las subdivisiones reciben el sufijo phytina. Tratándose de Divisiones y Subdivisiones de hongos, las terminaciones recomendadas son, respectivamente, mycota y mycotina.

Clase

Categoría jerárquicamente inferior a División, siendo constituida por un conjunto de Ordenes, aún que pueda dividirse en subclases si fuese necesario.

De acuerdo con las recomendaciones del Código de Nomenclatura, los taxones referidos como Clases y Subclases terminan respectivamente en opsida y idae para las Cormofitas, en phyceae y phycidae para las algas y en mycetes y mycetidae para los hongos.

Orden

Categoría formada por un conjunto de Familias, mas allá que puedan dividirse en Subórdenes. Los Ordenes acostumbran ser establecidos con base en particularidades más definidas (relacionadas con las características filogenéticos) que aquellas usadas para la estructuración de las Divisiones y de las Clases.

Los nombres aplicados a los grupos pertenecientes a esta categoría terminan en ales, cuando son formados a costas del radicad de un nombre de Familia. En algunos casos, tales nombres son irregularmente formados (Contortae, Príncipes). Para los grupos equivalentes a Subórdenes la terminación adoptada es ineae.

Familia

Constituida en general por más de un género, es una categoría comúnmente tratada con mayor interés en los textos de botánica sistemática. Su descripción es realizada con extensión y bastante amplia, de modo de contemplar las características de los géneros casi siempre numerosos en ella incluidos (hay casos de familias monotípicas, hipótesis en que su descripción coincide con la del género único en ella contemplado).

Cuando se está interesado en identificar un material botánico desconocido comúnmente se busca en primer lugar, conocer la familia a la que pertenece. A partir de allí con o sin el uso de llaves, se llega sucesivamente a los grupos subordinados.

Los nombres de las familias son formados por el radical del nombre de uno de sus géneros agregando el sufijo aceae. Algunas excepciones son expresamente consignadas en el Código de Nomenclatura para designaciones de un número determinado de Familias (ocho), que tenían nombres tradicionales anteriores a la vigencia de aquel. Aún así, coexisten nombres alternativos establecidos de acuerdo con la regla de nomenclatura.

Las familias pueden también conformar divisiones en Subfamilias, estas tendrán sus nombres terminados en oideae. En algunos casos se desdoblan en tribus o estas pueden resultar de la división de Subfamilias. Si es necesario las tribus se subdividen en subtribus recibiendo las terminaciones respectivas de eae y inae.

Género

Categoría formada por la reunión de especies semejantes, cuyo relacionamiento no se basa solamente en características morfológicas, sino que también en particularidades de otra naturaleza, tales como las ligadas al origen, las migraciones, al comportamiento genético, fisiológico y ecológico. Raramente el género se puede presentar monotípico, esto es, constituido por una sola especie.

En función del número de especies, se vuelve necesario, en algunos géneros, considerar subdivisiones, estas pueden comprender: Subgénero, Sección, Subsección, Serie, Subserie.

A veces, la subdivisión se da a nivel de Sección, sin ser considerado el Subgénero.

Teniendo a la vista sistemas de clasificación diferentes, se observa, que los nombres aplicados a los grupos taxonómicos correspondientes a determinadas categorías pueden mantenerse iguales o no, ocurriendo inclusive casos en que al mismo nombre son atribuidos niveles jerárquicos variados, de conformidad con la conceptuación de los respectivos autores.

Especie

Hasta mediados del siglo XVII, las designaciones de las plantas eran frecuentemente polinominales, esto es, formadas por varias palabras que se figuraban como un diagnóstico o una descripción sucinta de cada especie. A medida que crecía el número de especies conocidas, se evidenció la impracticabilidad de este procedimiento. A pesar de haberse empleado por Bauhin el sistema binominal para las especies vegetales, solamente más de 100 años después, a partir de Lineu, pasó a ser adoptado por la generalidad de los botánicos, desde ese momento hasta hoy, se ha tornado normativa la nomenclatura binaria en la taxonomía vegetal.

Categorías: Botánica, Taxonomía

2 comentarios para “Taxonomía Vegetal”





Realizar un comentario