Biología

El Ectodermo

Publicado por Ramón Contreras

El ectodermo es la capa más exterior del embrión animal durante sus primeras fases de desarrollo. Tras la fecundación en la reproducción de los seres vivos la célula inicial, llamada cigoto, se empieza a dividir y pasa por los estadios de mórula y blástula, a medida que el número de células del embrión aumenta.

Antes de formarse en endodermo, el embrión está formado solo por ectodermo

Antes de formarse en endodermo, el embrión está formado solo por ectodermo

En un momento determinado del desarrollo el número celular es muy alto y el embrión toma la forma de una esfera hueca con el interior relleno de líquido pero sin presencia celular; a este estadio se le denomina ya ectodermo. Sin embargo durante la evolución de los seres vivos el sistema embrionario de divisiones se ha ido volviendo cada vez más complejo, para dar lugar a la gran complejidad de organismos existentes. A partir del ectodermo se formarán, mediante la invaginación de una sección determinada de las células de la esfera, el endodermo y el mesodermo. Puedes leer más sobre el endodermo y los tejidos que se desarrollan a partir de esta capa en su artículo aquí. De igual forma puedes leer más sobre el mesodermo, la capa intermedia y la más moderna de las tres, en su artículo aquí (próximamente).

Se pueden separar los animales en tres grupos dependiendo del número de capas germinales que desarrollan. Los homoblásticos son los que se desarrollan solo a partir del ectodermo, en este grupo se encuentran los protozoos, casi todos unicelulares, que no llegan a presentar una gástrula. A continuación, y ya dentro de los animales pluricelulares, encontramos a los animales más simples, los celentéreos (los Filos taxonómicos de cnidarios, las medusas y los ctenóforos); que son diblásticos o diploblásticos. El resto de animales presentan ya las tres capas germinales, denominándose triblásticos.

Del ectodermo mediante el proceso de gastrulación se generará el endodermo (la formación de una invaginación en el ectodermo y la posterior formación de un poro). Tras su formación y gracias a procesos de diferenciación cada una de las capas germinales dará lugar a determinadas líneas celulares que acabarán diferenciándose en tejidos concretos. Cada capa germinal da lugar a unos tipos celulares específicos que irán perdiendo su potencial de diferenciación. El ectodermo da lugar por norma general a tejidos epiteliales, como la piel y todas las estructuras accesorias que colaboran con este órgano. Entre ellos el ectodermo forma el pelo, las plumas, los cuernos, uñas, pezuñas y todas las glándulas que colaboran, sebáceas e incluso las mamarias. Además forma el estomodeo, una invaginación del ectodermo que dará lugar a la boca y el epitelio que la recubre (el tubo digestivo superior) y el interior de la nariz (denominados en conjunto como las vías respiratorias altas). Estos tejidos quedan separados de la faringe, de origen endodérmico, por una membrana que desaparece al día 24 de vida intrauterina.

Además del ectodermo derivan en la cresta neural y en el tubo neural en los cordados. Estos se forman por una invaginación secundaria del ectodermo. De la cresta y el tubo neural se desarrollarán todo el sistema nervioso; el sistema nervioso periférico de la cresta neural y el cerebro, los nervios motores y la médula espinal a partir del tubo neural.

Categorías: Embriología, Fisiología Animal