Biología

Inicio Embriología, Fisiología Animal El Mesodermo, la capa más evolucionada del embrión

El Mesodermo, la capa más evolucionada del embrión

Publicado por Ramón Contreras

Durante el desarrollo de los embriones animales se forman distintas capas que darán lugar a diferentes tipos de tejidos. En todos los animales la reproducción sexual parte de una única célula formada por la unión de los dos gametos. Esta célula se dividirá de forma continuada hasta alcanzar un número que ronda los varios cientos de células. Esta estructura formada por un conglomerado de células se denomina blastocisto, puedes leer más sobre él aquí.

Siguiendo con el desarrollo del embrión se formará una cavidad en su interior (arquénteron) y posteriormente, mientras sigue aumentando el número de células, éstas se distribuyen formando una esfera hueca, que contendrá otra capa celular en su interior. La formación de la capa interna se denomina gastrulación. A estas dos capas se las denomina ectodermo y endodermo, y se encuentran en todos los animales, desde los más primitivos diblásticos (2 capas), hasta los triblásticos (3 capas). La diferencia con los triblásticos es la aparición evolutiva del mesodermo, que se sitúa entre ambas capas. El mesodermo se forma por la división celular por mitosis de las células del ectodermo y su migración hacia el interior. Dependiendo del grupo de animales esta migración puede ser, bien enterocelia o bien esquizocelia.

El proceso de enterocelia es el cual lleva a las células que formarán el tubo digestivo (situadas en el endodermo) proliferan en unas bolsas celulares que se desprenderán y crecerán a ambos lados del endodermo, formando el mesodermo. A medida que crecen estas bolsas en su interior se forma una cavidad denominada celoma. Este es el caso de los animales deuteróstomos, equinodermos y cordados. Por otro lado, en el proceso de esquizocelia son las células situadas en el punto de unión de las otras dos capas embrionarias (ectodermo y endodermo, nótese que no es la mismo región que para los deuteróstomos) las que darán lugar al mesodermo gracias a su proliferación y migración. En el proceso de esquizocelia, las células de la región cercana al blastoporo se escinden y quedan en el blastocele (la región llena de fluido que separa el ectodermo del endodermo). Flotando en el blastocele se dividirán, migrarán y formaran unos sacos huecos (con celoma en su interior), similares a los formados por los enterocelios. Los animales que realizan la esquizocelia son los pertenecientes a los grupos de anélidos, artrópodos y moluscos.

Durante el desarrollo del embrión el mesodermo puede diferenciarse en diferentes tipos, que darán lugar a los diferentes tejidos mesenquimales. Podemos observar pues el mesodermo precordal, el cordado, el dorsal somítico, el mesodermo intermedio y el mesodermo latero-ventral.
A partir del mesodermo se formaran una gran variedad de tejidos. El mesodermo durante el desarrollo embrionario dará lugar a la notocorda (mesodermo cordal), característica fundamental de los cordados. Además será el encargado de formar el aparato urogenital (aunque el epitelio del órgano se forme a partir de las otras capas). Hablando de tejidos adultos, los músculos, huesos y cartílagos se formarán a partir del mesodermo somítico. Así como el epitelio de los vasos sanguíneos (mesodermo latero-ventral), el tejido conjuntivo (y las superficies de los órganos internos, mesodermo precordal, los uréteres de los riñones o los conductos de los genitales (mesodermo intermedio).

Categorías: Embriología, Fisiología Animal