Biología

El endodermo

Publicado por Ramón Contreras

En el desarrollo embrionario de los animales, tras la formación de la blástula ocurre la invaginación de una porción de la capa celular, formándose la gástrula. Tanto en los animales diblasticos como en los triblásticos (los que presentan dos y tres capas germinales respectivamente). En ambos casos se denomina endodermo a la capa celular que queda en el interior, siendo el ectodermo la más exterior y el mesodermo la intermedia en el caso de los triblásticos.

El endodermo es la capa más interior del embrión en desarrollo.

El endodermo es la capa más interior del embrión en desarrollo.

El endodermo es pues una de las capas más antiguas de la diferenciación embrionaria en animales. Se considera la capa más antigua, puesto que de ella surgen los órganos más importantes para la supervivencia del individuo adulto.

De esta capa germinal se desarrollarán la mayoría de las vísceras y órganos internos, tales como los pulmones (los alveolos), todo el aparato digestivo y sus glándulas secretoras, el hígado (tanto los hepatocitos como las células ductales biliares), los tubos colectores de los riñones, la vejiga y la uretra o los epitelios de las glándulas del organismo (como el tiroides o el timo).

Además el endodermo es el encargado, junto con el mesodermo, de la formación la notocorda en los cordados. La notocorda empezará como una evaginación de la capa germinativa que se acabará separando del endodermo para formar el tubo rígido que servirá como guía y soporte, a lo que más adelante evolutivamente se conocerá como la espina neural. La notocorda establece la dirección bilateral de los cordados y establecerá la organización anteroposterior del individuo. Se desarrolla a partir de la placa notocordal del endodermo. Puedes leer más sobre la notocorda en su propio artículo aquí (próximamente).

En los cordados primitivos la notocorda se mantendrá durante toda la vida, mientras que en los más recientes evolutivamente hablando la perderán al desarrollar las vértebras, aunque se seguirá apreciando la notocorda durante el desarrollo embrionario. Todos estos tejidos u órganos se forman durante las primeras fases del desarrollo embrionario.

Aunque el tubo digestivo se formará a partir del endodermo, tanto la boca, la faringe, como el ano se desarrollarán a partir del ectodermo. Ambas capas germinales se comunican de forma estrecha en estos puntos. Aunque se desarrollará el tubo digestivo mucho antes de que se abra la boca y posteriormente la cloaca. El endodermo se comunicará así mismo con el saco vitelino por su región media, que servirá como sistema de circulación de nutrientes y oxígeno al organismo en desarrollo hasta que se forme el sistema circulatorio definitivo. Esta unión es lo que en mamíferos dará lugar más tarde al cordón umbilical.

Del primitivo tubo digestivo que se forma en el embrión se desarrollarán el esbozo hepático por un lado, que dará lugar al hígado y a la vesícula biliar. Por otro lado y más arriba en el tubo digestivo, en la parte ventral del intestino anterior, se desarrollarán los alveolos pulmonares como otra evaginación del tubo digestivo. Aunque después los alveolos quedarán separados por el tabique tráqueo-esofágico.

Categorías: Embriología, Fisiología Animal