Biología

Inicio Botánica Órganos de las plantas: la hoja

Órganos de las plantas: la hoja

Publicado por Javier García Calleja

Las hojas normales son verdes, de forma laminar y consistencia herbácea.

Realizan dos importantes funciones: la fotosíntesis, destinada a elaborar materia orgánica, y la transpiración, mediante la cual se elimina el exceso de agua absorbida por las raíces. La forma laminar de la hoja permite, con muy poco peso, incrementar su superficie para facilitar la captación de la luz solar y los intercambios gaseosos con la atmósfera.

En una hoja normal se diferencian tres partes:

  • Limbo. Es la parte aplanada. La cara superior se llama haz, y la inferior se llama envés. El limbo está recorrido por los nervios, que forman el sistema conductor.
  • Pecíolo. Es el rabillo de la hoja.
  • Base. Es la zona que une la hoja con el tallo. En algunos casos forma una vaina que rodea al tallo, como ocurre en las gramíneas.

Según su duración las hojas pueden ser:

  • Perennes. Se mantienen funcionales durante dos o más años.
  • Caducas. Son funcionales durante un período anual. Se llaman marcescentes las hojas caducas que no se desprenden inmediatamente después de secarse, como ocurre en algunos Quercus.

Según que el limbo esté formado por una o varias láminas, las hojas se clasifican así:

  • Simples. El limbo contiene una sola lámina.
  • Compuestas. El limbo contiene varias láminas, llamados folíolos, cada uno de los cuales semeja una pequeña hoja.

Una hoja simple se diferencia de un folíolo en que en la axila de la hoja se forma una yema, cosa que no ocurre en el folíolo.

Hojas modificadas

Algunas hojas realizan funciones distintas a la fotosíntesis, lo que origina modificaciones en su forma o en su estructura. Entre las hojas modificadas destacan las siguientes:

  • Los cotiledones almacenan sustancias de reserva para alimentar a la plántula hasta que ésta sea capaz de realizar la fotosíntesis.
  • Las escamas protegen a las yemas de las condiciones adversas.
  • Las brácteas florales protegen a las yemas de flor.
  • Las hojas que recubren la yema apical de algunos bulbos almacenan sustancias de reserva.
  • Algunas plantas propias de climas muy áridos almacenan gran cantidad de agua en sus hojas.
  • Las partes de la flor (sépalos, pétalos, estambres y carpelos) son hojas modificadas con relación a la reproducción.
  • En ciertas plantas trepadoras algunas hojas se transforman en zarcillos foliares.
  • Las espinas foliares protegen a las hojas de algunas plantas de ser comidas por animales herbívoros. Se presentan en diferentes partes de la hoja: en el borde del limbo (encina), en el extremo de las nerviaduras (acebo), en la superficie del limbo (pelos espinosos), etc.
  • Las llamadas plantas carnívoras modifican algunas hojas para formar trampas en donde capturan a pequeños animales.

Categorías: Botánica