Biología

Inicio Zoología Vida en las profundidades y el hielo

Vida en las profundidades y el hielo

Publicado por Ramón Contreras

Uno de los temas favoritos que nos gusta tratar en Laguia2000son los límites de la vida. ¿Dónde puede haber vida? ¿Cuales son las condiciones necesarias para que aparezca la vida? O ¿Hasta donde puede colonizar la vida el universo? Son algunas de las preguntas emocionantes que los biólogos se hacen en este aspecto. Sin embargo, no hace falta mirar fuera del planeta para asombrarse con la capacidad de los seres vivos para adaptarse a condiciones ambientales que pensábamos que eran inaccesibles. Algunos ejemplos que se conocen son los tardígrados que pueden vivir en condiciones casi de vacío absoluto, o los increíbles hongos que pueden vivir en reactores nucleares, e incluso usar la energía radiante para crecer.

El último caso de este tipo de vida se ha encontrado bajo 900 metros de hielo en la Antártida. Se ha encontrado una colonia de seres que parecen ser esponjas acompañadas de otros seres que no se han clasificado todavía y no se sabe si son una nueva especie o una ya conocida. En primer lugar se sorprendieron al encontrar un sustrato de roca, esperaban encontrar fango formado por la presión del agua sobre el sustrato. Además, la plataforma donde perforaban se encontraba a 260 km de la costa más cercana. El hallazgo de dos formas de vida viviendo a esa profundidad formando comunidades va en contra de lo que pensábamos que podían ser los límites para la vida.

Respecto a los límites de la vida hay algunas limitaciones que se acuerdan basadas en la evidencia. Por ejemplo tiene que existir agua líquida para la vida. Sin el líquido elemento las moléculas no podrían vehiculizarse, es decir, no podrían moverse dentro de la propia célula, haciendo imposible cualquier interacción entre dos moléculas, enzimas o cualquier tipo de interacción. Se han encontrado seres vivos que son capaces de vivir a temperaturas inferiores a los 0ºC, la temperatura a la que se congela el agua. Estos organismos sintetizan moléculas que disueltas en el agua evitan la formación de hielo y permiten que el líquido siga fluido.

Otro de los aspectos importantes es obviamente una fuente de energía. La fuente de energía de la tierra es la energía en forma de radiación que le llega desde el Sol. Por lo que los sitios que no reciben la radiación solar, como el interior de las cuevas o el fondo marino deben obtenerla de otra manera. Normalmente el aporte de energía les llega en forma de materia orgánica que llega de la parte luminosa del planeta. En este aspecto, los seres vivos que viven bajo el hielo, o rodeados por él, son un misterio puesto que no sabemos de donde sacan el alimento para subsistir. Además, la experiencia acumulada por los estudios científicos muestran que las formas de vida se vuelven más escasas a medida que nos alejamos de la costa, por lo que esta colonia a 260 km de la costa es todavía más remarcable.

Como dicen los descubridores, este hallazgo deja más preguntas que respuestas. La comunidad científica todavía tiene que responder a cómo llegaron allí, de qué se alimenta, o si es algo frecuente o ha sido un golpe de suerte encontrar esta colonia.

Categorías: Zoología