Biología

Inicio Zoología Las libélulas

Las libélulas

Publicado por Ramón Contreras

Las libélulas puede referirse a todo el Orden de los Odonatos (Odonata) o más específicamente al infraorde Anisoptera dentro de él. En cualquier caso las libélulas son un insecto de vuelo rápido y preciso. Las libélulas no solo han fascinado a los investigadores por sus representantes actuales, sino por los fósiles de libélulas gigantes que se han encontrado.

La libélula flecha (en el fósil) vivió hace 170 millones de años en el jurásico.

La libélula flecha (en el fósil) vivió hace 170 millones de años en el jurásico.

Filogenia e historia evolutiva: Las libélulas representan el infraorden Anisoptera o el suborden Epiprocta (depende de la filogénia utilizada autor) dentro del Orden Odonata (en ocasiones se denominan libélulas a todas las especies de este Orden). El orden Odonata está compuesto por los subórdenes Epicpocta (libélulas) y Zygoptera (caballitos del diablo) y otros 5 subórdenes ya extintos actualmente cuentan con unas 5500 especies. A su vez pertenecen a la clase Insecta dentro de la Superclase Hexapoda del Filo Arthropoda. Los Odonatos son un grupo evolutivamente antiguo. Tuvieron su máxima diversidad durante el carbonífero (hace 300 millones de años). En aquella época algunos parientes con las libélulas actuales (el suborden Protodonata) llegaron a medir más de 80 cm de envergadura.

Descripción: las libélulas son un insecto muy interesante al que hemos decidido dedicarle un artículo entero a su morfología, el cual puedes consultar aquí . Como el resto de los insectos tiene el cuerpo dividido en 3 segmentos (cabeza, tórax y abdomen) y del central salen dos pares de alas y seis patas.

Reproducción: los machos establecen sus territorios sobre superficies de agua. Al entrar una hembra en su territorio cambian sus patrones de vuelo para realizar un vuelo de cortejo. Tras el cortejo ambas libélulas se posan para el acoplamiento. En ese momento el macho sujeta a la hembra por la cabeza con unas pinzas situadas al final de su abdomen. La hembra a su vez arquea su abdomen para ponerlo en contacto con los órganos sexuales del macho para la fertilización. Existe una alta competencia por los mejores territorios. La competencia es tan feroz que los machos tienen un órgano especializado en retirar el semen de otros machos de las hembras antes de la cópula.

Distribución y hábitat: Las libélulas son cosmopolitas, apareciendo tanto en el hemisferio norte como en el del sur y en ambos lados del Atlántico. Muchas especies de libélulas tienen unos requisitos muy específicos. Se pueden dividir en Familias que se encuentran cerca de zonas de agua corriente o estancada. Esta diferenciación a nivel de familia nos da una idea de la importancia evolutiva de este rasgo. Aún así todas necesitan agua dulce para desovar. La diferencia estriba en la necesidad de oxígeno disuelto de cada Familia. A continuación se pueden encontrar especies que sus huevos y larvas resisten la desecación del agua y otras que no, lo que marcará diferentes nichos para cada especie.

Interacción con el ser humano: Las libélulas son un depredador de moscas y mosquitos que son vectores infecciosos, por lo que su aparición siempre ha sido bien vista cerca de núcleos de agua. Las libélulas son muy sensibles a la contaminación de las aguas, por lo que pueden usarse como bioindicador ambiental. El estado de conservación del grupo es bueno. Aunque puede haber especies concretas que aparecen en los libros rojos del UICN.

Categorías: Zoología

2 comentarios para “Las libélulas”