Biología

Inicio Zoología El lince ibérico

El lince ibérico

Publicado por Ramón Contreras

El lince ibérico es el felino más amenazado del planeta. Su nombre científico es Lynx pardius. Este animal mamífero y carnívoro se alimenta de pequeñas presas, pequeños ungulados, aves (que puede cazar mientras vuelan con su prodigioso salto) y algunos micromamíferos (roedores) siendo el conejo la base de su dieta, entre un 70 y un 99% del total.

Filogenia e historia evolutiva
: El lince ibérico pertenece a la subfamilia de Felinae, de la Familia Felidae, de la que puedes saber más leyendo el artículo sobre los felinos aquí. El lince ibérico se separó, filogenéticamente hablando, del lince europeo hace 1,6 millones de años y no han tenido contacto, gracias a los Pirineos desde entonces, dando lugar, en contra de lo que se creía, a dos especies diferentes.

El lince ibérico se caracteriza por sus patillas y su cola corta.

El lince ibérico se caracteriza por sus patillas y su cola corta.

Descripción: el lince ibérico se caracteriza físicamente por su cola corta, de unos 10 centímetros y sus potentes patas traseras, que le sirven para cazar a su presa preferida, el conejo. Además se le puede reconocer por sus orejas acabadas en mechón (o pincel) y sus patillas que le bajan de la cara, diferenciándolo claramente de un gato montés. Su peso es entre 10 y 15 kilos y su medida es más pequeña que la del lince europeo, rondando el metro de longitud, siendo los machos de mayor tamaño que las hembras. Su camada es de 3 o 4 cachorros tras 60 o 70 días de gestación, que alcanzan la madurez sexual al año y vivirán unos 10 o 12 años. Su pelaje es largo y sus colores van del pardo al gris con tres patrones de manchado:

Mota fina: pequeñas manchas numerosas y dispersas de forma uniforme.
Mota gruesa A: grandes manchas formando filas por el lomo en grupos de dos o más.
Mota gruesa B: de tamaño similar al A pero sin ningún orden.

Para cazar el lince ibérico se aproxima sigilosamente a su presa y acomete a la presa con un potente salto (que en vertical puede llegar a cinco metros) tras lo cual puede desarrollar una corta carrera. Si con esto no ha logrado coger a su presa desiste. Como la mayoría de los felinos el lince ibérico es solitario y nómada.

Distribución y hábitat: El lince ibérico es un endemismo de la península ibérica (puedes saber más sobre endemismos aquí). Históricamente el lince ibérico se expandía por toda la península Ibérica. Su hábitat natural es el bosque mediterráneo con abundantes matas donde acechar a sus presas. Su distribución es entre los 400 y los 900 m de altura, aunque se le puede ver por encima de los 1000 metros, siempre que haya presas. El territorio de cada individuo varía dependiendo de la cantidad de conejos, siendo unos 10 km2 de media.

Estado de conservación: el lince ibérico se declaro especie protegida en 1966, actualmente se encuentra en peligro crítico de extinción, por la UICN en 2002. Esto es debido a la destrucción de su hábitat y a la falta de presas (atacada por la mixomatosis y la caza humana). En 2013 solo se encuentra en estado de libertad en dos localidades andaluzas Doñana y Sierra Morena y de forma reintroducida, gracias a un fuerte programa de cría en cautividad, en las localidades de Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén), zonas en las que estaban presentes hace 40 años pero en las que se habían extinguido las poblaciones. Los últimos recuentos (que se realizan anualmente) censaron tan solo 309 ejemplares (2012), y eso que desde el 2007 la población ha ido en aumento desde los 167 ejemplares censados aquel año.

Para saber más sobre la conservación de la fauna en general puedes ver nuestro artículo aquí.

Categorías: Zoología

Un comentario para “El lince ibérico”