Biología

Inicio Zoología Chinches de cama

Chinches de cama

Publicado por Ramón Contreras

Las chinches de la cama son un parásito que se alimenta de sangre de animales de sangre caliente. En lugares con frecuente paso de viajeros o animales son frecuentes en colchones y ropa de cama, de ahí su nombre. Su eliminación es costosa, pero no imposible. Existen muchas especies emparentas que se conocen por el nombre de chinches; las chinches de agua, las chinches de la malva, chinches de la col, etc. Sin embargo la más conocida, por su relación con el ser humano tal vez sea la chinche de la cama.

Una chinche de cama de paseo por una mano

Una chinche de cama de paseo por una mano

Filogenia e historia evolutiva: las chinches de la cama reciben el nombre científico de Cimex lectularius. El género Cimex comprende a unas 10 especies reconocidas. Todas ellas con unos hábitos similares y todas pueden catalogarse como “chinches de cama”. Este género se encuentra reogido dentro de la familia taxonómica Cimicidae, dentro del Orden Hemiptera. Debido a la gran cantidad de hemípteros se han dividido en varios subordenes, infraordenes y superfamilias. De las chinches decir simplemente que pertenecen al suborden heteropter. Como todos los hemípteros pertenecen a la Clase Insecta del Filo Arthopoda. Del resto de especies del género algunas son parásitos específicos de un animal, como C. pilosellus, C. adjuntus y C. pipistrelli que parasitan murciélagos en el oeste de EE.UU, el en este y en Europa respectivamente.

Descripción: Las chinches tienen un aparato bucal tipo chupador para alimentarse de su hospedador. Los adultos tienen 5 mm de longitud, de color marrón o rojo oscuro y no tienen alas. Se pueden ver andando por la cama a simple vista. Son generalmente nocturnas. Los machos taladran a las hembras con sus aparatos reproductores y eyaculan en su interior, a pesar de cómo suena, las hembras sobreviven. Las hembras pueden poner 5 huevos al día. Los huevos tienen un milímetro de tamaño y son de color blanco, cuando eclosiona a los 10 días y las larvas tienen 5 mudas antes de volverse sexualmente activas.

La picadura de chinche aparece a las 24 horas, dejan una pápula rosácea en la piel de la víctima que escuece durante varios días, que pueden dar lugar a cicatrices.

Distribución y hábitat: La chinche de cama común, C. lectularius, está distribuida a nivel mundial. Su origen se encuentra en los climas templados europeos, desde donde viajó acompañando a los colonos y exploradores alrededor del mundo. Existen especies del género endémicas de cada continente. Al contrario que otros parásitos, como las liendres o los piojos, las chinches prefieren quedarse en la cama o el lecho de la madriguera antes que viajar todo el tiempo sobre su hospedador. Si bien es verdad que su diseminación se hace de ellas o de los huevos en los animales a los que pica que los pueden acarrear sin darse cuenta.

Interacción con el ser humano: Las chinches han acompañado desde el principio de los tiempos a los serres humanos. Durante el siglo XX han estado al borde de la extinción por el uso de los insecticidas con DDT. Sin embargo a finales del mismo siglo han visto incrementar su número de forma extraordinaria. La resistencia a los insecticidas acompañado con el aumento de los viajes intercontinentales de los seres humanos han propiciado su rápida proliferación, hasta el punto de a principios del siglo XXI el número de casos en los países donde se creían erradicadas crece cada año.

Categorías: Zoología