Biología

Inicio Evolución, Taxonomía Clasificación Biológica: los Reinos

Clasificación Biológica: los Reinos

Publicado por Ramón Contreras

La clasificación de los seres vivos es un tema de importancia no solo por el orden y la sistemática a la que el ser humano somete a la naturaleza. No es solo un afán por ordenar y controlar. La taxonomía correcta de los grupos de seres vivos da relaciones filogenéticas entre los seres vivos y permite al observador ver cambios evolutivos que han otorgado más o menos éxito en la carrera por la evolución a un grupo biológico que a otro. Por ejemplo, la composición floral es una característica diferenciadora de plantas con flores, esencial para su clasificación. Pero al mismo tiempo nos muestra un momento evolutivo en el que se produjo un cambio.

El Reino Protista es muy confuso y dificil de estudiar, a falta de una mejor clasificación se ubicó a todos esos organismos en un solo reino.

El Reino Protista es muy confuso y dificil de estudiar, a falta de una mejor clasificación se ubicó a todos esos organismos en un solo reino.

En un artículo anterior hemos hablado sobre los tres Dominios en los que se incluye toda la vida que se conoce del planeta. A su vez estos dominios se dividen en reinos. Los Reinos son, idealmente, grupos monofiléticos muy grandes que engloban, por ejemplo a todas las plantas y algas.

Los reinos se dividen a su vez en divisiones, término que se usa de forma exclusiva para plantas o bien en Filos o Phylums usados indistintamente en el resto de seres vivos. Desde la aparición de los dominios los reinos ya no son el máximo grado de taxonomía.

Históricamente los reinos eran el mayor grado taxonómico. Aristóteles empleó un sistema de clasificación biológica de dos reinos: Animalia y Plantae (todavía no se conocían los microorganismos). En 1858 R. Owen ante la imposibilidad de clasificar a los microorganismos en uno de esos dos reino creó el tercer reino Protozoa, que según otros autores se nombraba Protista o Protoctista.

A finales del siglo XIX y principios del XX se puso de manifiesto el origen polifilético del tercer reino (que incluía tanto a procariotas como eucariotas unicelulares). Por ello se dividió en dos reinos Protista y Mychota (o Monera), eucariotas y procariotas respectivamente, ya había 4 Reinos. Por fin, en 1969 se separa al Reino Fungi (hongos) de las plantas (reino Plantae) dando un total de 5 reinos. Gracias al uso de técnicas moleculares se han propuesto multitud de sistemas de clasificación hasta con 26 reinos (propuesto en 2003). La importancia de mantener la diferencia entre eucariotas y procariotas fue lo que llevó a crear los Dominios o Imperio como grado taxonómico superior.

El dominio Bacteria corresponde al Reino Bacteria, que se divide a su vez en unos 25 Filos, todos ellos son seres unicelulares procariotas (sin orgánulos). Algunos de estos Filos están muy poco estudiados y, de hecho, tan solo la mitad de las bacterias conocidas pueden crecerse en laboratorio. Las bacterias al ser un grupo evolutivamente temprano tienen una gran diversidad y cada filo presenta características evolutivas propias.

Por su parte el Dominio Archaea también se corresponde con el Reino Archaea, e incluye un total de 8 Filos todavía menos conocidos que los de bacterias.

Por último el Dominio Eukarya presenta 4 Reinos, Plantae (que incluye a todos los vegetales) autótrofos con clorofila en cloroplastos, Fungi (hongos y levaduras pluri o unicelulares) heterótrofos, saprófitos; Animalia (el clásico Metazoa, que corresponde a todos los animales) heterótrofos, fagotrofos y por último Protistas, los eucariotas más simples, que son un grupo polifilético y algo así como un cajón desastre taxonómico.

Categorías: Evolución, Taxonomía