Biología

Inicio Patología La ola del COVID-19 que nadie esperaba, el cáncer aumentará las próximas décadas

La ola del COVID-19 que nadie esperaba, el cáncer aumentará las próximas décadas

Publicado por Ramón Contreras

LA COVID-19 ha sido una tragedia a nivel mundial. La enfermedad ha dejado millones de muertes. Pero por suerte, la gravedad a nivel mundial ha podido ser contenida. La medida estrella de la contención fue el encierro preventivo en sus casas de todo el personal no indispensable. Millones de personas en todo el mundo pasamos parte del invierno y la primavera encerrados en casa. La medida se está repitiendo de vez en cuando en algunas partes del mundo debido a su gran efectividad. Sin embargo, las secuelas de este encierro son muchas, algunas psicológicas y otras físicas. Es el caso de un reciente informe publicado en The Lancet, una de las revistas sobre investigación en medicina más prestigiosas del mundo.

Las células tumorales crecen de forma descontrolada

En el informe elaborado por un grupo de expertos en temas de oncología se calcula que tan solo en Europa la pandemia ha ocasionado que no se realizaran unos 100 millones de pruebas y que, por lo tanto, 1 millón de personas con cáncer no lo hayan detectado a tiempo. Esto causará, según el informe, que la próxima década tengamos una nueva ola, pero no de coronavirus, sino de casos de cáncer mortales. La falta de un diagnóstico precoz es una de las principales causas de la muerte por cáncer. En la actualidad, gran número de tumores pueden ser detectados y extirpados sin problemas graves para el paciente. Sin embargo, esto se tiene que hacer durante los primeros estadios de desarrollo del tumor. En caso contrario, si el tumor no se coge a tiempo, la intervención no será tan afortunada o incluso puede ser demasiado tarde para actuar.

Pero no todo es el diagnóstico. Debido a la pandemia, un gran número de pacientes no pudieron recibir sus diagnósticos a tiempo. Los hospitales colapsados y la falta de personal llevaron al sistema de oncología a un retraso en el diagnóstico y en los procedimientos quirúrgicos que se han de realizar. Se calcula que la mitad de los pacientes no recibieron su tratamiento a tiempo en 2021 y que casi 5 millones de pacientes se quedaron sin poder visitar a su médico durante 2020, solo en oncología. En la lucha contra el cáncer el tiempo es crucial para coger un tumor a tiempo, se actúa contra la metástasis para evitar que el tumor se esparza a otras zonas del cuerpo. Fuentes de la Agencia Internacional contra el cáncer han comentado que cerca del 40% de los cánceres que se desarrollan en Europa y que necesitan un tratamiento podrían evitarse si se detectasen prematuramente y si se hiciera un mejor uso de las estrategias de intervención primaria que existen en la actualidad.

Es por eso que el grupo de expertos pide que durante los próximos años se destine un presupuesto especial a la investigación de la prevención y al diagnóstico para evitar pérdidas humanas en las próximas décadas. Además, los investigadores advierten que el Brexit o la invasión de Ucrania causarán problemas que se añadirán a la pandemia en la detección del cáncer. Por desgracia, esto se suma a otros indicios de los que ya hemos hablado sobre el aumento de cáncer en menores de 50 años aquí.