Biología

Inicio Biología celular, Fisiología Animal, Patología Aumenta el cáncer por debajo de los 50 años

Aumenta el cáncer por debajo de los 50 años

Publicado por Ramón Contreras

La edad es uno de los principales factores de riesgo para el cáncer. Nadie puede evitar envejecer, así que poco se puede hacer, salvo hacer chequeos más a menudo y cuidarse. Al final y tristemente de algo hay que morir. Tiene sentido que a más edad se tengan más probabilidades de tener cáncer, puesto que los tumores aparecen por errores en la división celular y cuanto más tiempo le das a las células más probable es que pase un error crítico. La probabilidad de tener cáncer se encuentra por debajo del 0,5% de la población en personas menores de 50 años y pasada esa edad la probabilidad aumenta enormemente hasta los 80-84 años, cuando la probabilidad de tener cáncer es de algo más del 2%.

Tasa de incidencia por edad (fuente: Instituto Nacional del Cáncer, de EE.UU.)

Sin embargo, el nuevo estudio “Is early- onset cancer an emerging global epidemic? Current evidence and future implications “ (Ogino, 2022) aparecido en Nature Reviews Clinical Oncology, muestra que la probabilidad de tener cáncer antes de los 50 está aumentando de forma alarmante. Los autores advierten de que este aumento no se justifica tan solo con la mejora de las técnicas de detección. Al mejorar la forma en la que detectamos el cáncer no solo estamos salvando más vidas, sino que el número de cánceres que descubrimos también es mayor. Así que la revisión advierte que existen causas ajenas al sistema de detección que están haciendo que la gente contraiga cáncer con mayor probabilidad. El estudio ha seguido la evolución de la aparición de cáncer desde los años 40 del siglo pasado. En los datos de aquellos tiempos se observó un aumento del cáncer en mayores de 50 años. Pero la tendencia cambia al llegar al año 2000. El estudio revela claramente que a partir del periodo comprendido entre el año 2000 y el 2012, el cáncer en menores de 50 años aumenta. Lo que nos lleva a pensar que la generación nacida en la década de 1960 tuvo algo que hizo que desarrollara cáncer antes que los nacidos en la década de 1950.

Desde los 90 la vida cotidiana ha cambiado mucho. Una de las razones para este cambio en la tendencia de tener cáncer y que se exponen en el artículo es la alimentación, junto con la vida sedentaria, la obesidad o el consumo de alcohol. La educación alimentaria es cada vez más importante y se relaciona con una vida más sana, tanto con menor probabilidad de cáncer como de otras enfermedades como la diabetes o los infartos vasculares. De hecho, la diabetes no controlada está relacionada con la probabilidad de cáncer. A su vez, el aumento de casos de diabetes tipo II es un derivado de una alimentación con mayor cantidad de procesados llenos de azúcares y en general hidratos de carbono de mala calidad. Con los datos del estudio se ve claramente que, de los 14 tipos de cáncer que han aumentado 8 de ellos se relacionan con el sistema digestivo.

La revisión se muestra pesimista y predice que el aumento de cáncer por debajo de los 50 años seguirá aumentando a medida que nuevas generaciones lleguen a los 40-50 años debido a las condiciones de vida. Solo nos queda esperar y ver si los cambios en mentalidad y la educación del siglo XXI consiguen revertir esta tendencia en las generaciones jóvenes.