Biología

Inicio Protistas Las algas eucariotas

Las algas eucariotas

Publicado por Victoria González

El término alga engloba a organismos muy diferentes entre sí desde el punto de vista tanto filogenético como bioquímico. Se refiere a:
– Un tipo de vida: en agua o ambientes húmedos
– Organización: protófito o talófito
– Nutrición: autótrofo
Esto hace muy difícil la clasificación de las algas eucariotas. Los criterios taxonómicos que se emplean para dividirlas son: el complejo pigmentario, las sustancias de reserva, la composición y estructura de la pared celular, la movilidad de las células, la morfología del aparato vegetativo y la ultraestructura de sus células.

alga

Una definición del término alga podría ser: organismos eucariotas fotosintetizadotes mediante clorofilas asociadas a otros pigmentos situados en los cloroplastos y que se reproducen por esporas o gameto producidos en esporocistos o gametocistos y que viven en el agua o en ambientes muy húmedos.

En cuanto a los caracteres citológicos, se trata de células eucariotas con pared celular, aunque en algunas algas unicelulares móviles no hay. La pared puede impregnarse de diversas sustancias como sílice, carbonato cálcico y glicoproteínas. Suele ser de celulosa, asociada con cuerpos pépticos. Tienen un núcleo típico, y generalmente son uninucleadas aunque en ocasiones pueden tener varios núcleos. Además, los cromosomas son visibles en interfase, en la mitosis no desaparece la membrana nuclear y el DNA no tiene histonas. Las algas unicelulares móviles tienen un número par de flagelos, además, las algas suelen tener grandes vacuolas que sirven para acumular sustancias de reserva. A veces también tienen funciones secretora y digestiva.

Los plastos de las algas eucariotas tienen las siguientes características:
– Generalmente tienen membrana doble, con excepción de los dinófitos y euglenófitos, que tienen tres unidades de membrana, y los heterocontófitos, que tienen una doble unidad normal y otra que viene del retículo endoplasmático y pone en comunicación a los plastos con el núcleo mediante dicho retículo endoplasmático.
– Pueden sintetizar y, en ocasiones, almacenar almidón.
– En el estroma hay tilacoides, de morfología variable, que contienen los pigmentos. Dentro de los tilacoides hay pirenoides, unos cuerpos refringentes no pigmentados cuya función se desconoce, pero se piensa que están relacionados con la síntesis de polisacáridos.

Las algas unicelulares móviles también contienen el estigma, un orgánulo citoplasmático relacionado con el cloroplasto y el aparato locomotor. Es característico de euglenófitos y dinófitos, y generalmente tiene un color rojo o anaranjado debido a los pigmentos que contiene.

Los pigmentos de las algas eucariotas son:
– Clorofilas, que se encuentran en los plastos. La clorofila a está presente en todas las cloróticas, y la clorofila b en euglenófitos y dinófitos. En el resto de algas la clorofila es de tipo c.
– Carotenos: los beta carotenos están presentes en todas las algas, y los alfa carotenos en las algas verdes y rojas.
– Xantofilas: algunas de las xantofilas están presentes en todos los grupos y otras como la fucoxantina y la luteína son exclusivas de algunos.
– Ficobilinas: en algas rojas. Algunas ficobilinas son la ficoeritrina y la ficocianina. Absorben las radiaciones que no son utilizadas por la clorofila, trasladando a la clorofila la energía de dichas radiaciones. Esto permite que las algas rojas vivan a distintos niveles de luz.

Sustancias de reserva de las algas eucariotas:
– Almidón: en algas verdes siempre está dentro del plasto. Otros grupos pueden tener almidón, pero este va siempre fuera del plasto.
– Paramilo: típico de los euglenófitos.
– Almidón de las florídeas: típico de algas rojas.
– Laminarina: típico de algas pardas.
– Monitol y lípidos.

Categorías: Protistas