Biología

Inicio Protistas Reproducción y ecología de las algas eucariotas

Reproducción y ecología de las algas eucariotas

Publicado por Victoria González

Dentro de las algas eucariotas encontramos especies tanto unicelulares como coloniales que reciben el nombre de arquetados. El resto de algas eucariotas son talófitos, y tienen una morfología variada: talos filamentosos llamados nematotalos, talos más complejos que se llaman cladomas, talos sifonales de estructura cenocítica y sin tabiques, y talos con estructuras polinucleadas.

diatomea

La reproducción de las algas eucariotas puede ser sexual o asexual. La reproducción sexual es por gametos, que se originan en unas estructuras llamadas gametocistos. Se puede dar tanto isogamia, como anisogamia u oogamia, y pueden existir procesos de sexualidad degradada. La reproducción asexual, a su vez, puede ser por bipartición, multipartición, fragmentación, formación de propágalos y esporulación. Además, hay mucha diversidad en cuanto a ciclos biológicos.

Todas las algas viven en medio acuáticos, pero algunas también pueden vivir en ambientes terrestres, y necesitar el agua simplemente para la reproducción. La mayoría de algas eucariotas son marinas, aunque hay algunas especies de agua dulce. Su papel es fundamental en los medios acuáticos, pues son los productores primarios que constituyen el primer eslabón en la cadena alimentaria.
Las algas marinas viven en la zona donde llega la luz, llamada zona fótica, y que puede llegar hasta los 200 metros aproximadamente. En la zona afótica, sin luz, solo hay organismos heterótrofos. En la región fótica se distinguen dos áreas: el dominio béntico, con organismos que viven fijos al sustrato, o reposando sobre él, y el dominio pelágico, con organismos que flotan o nadan. La mayoría de algas unicelulares o coloniales que viven en el dominio pelágico forman el fitoplancton. A su vez, toda una serie de factores ambientales como la luz, la temperatura, la salinidad, el pH y el oxígeno determinan en la zona béntica una distribución altitudinal o zonación de las algas.

Respecto a las algas de agua dulce, las aguas continentales presentan grandes variaciones en lo que se refiere a iluminación, temperatura y concentración de sales. Según este último factor, se distinguen tres grandes grupos de agua:
– Oligotróficas: poco alimento, provienen del deshielo, frías y transparentes, pobres en nitratos y fósforo, de pH neutro o alcalino y ricas en oxígeno. Generalmente son pobres en especies, aunque existen algas especialistas que solo viven en este tipo de aguas.
– Distróficas: pH ácido, pobres en sustancias nutritivas, poco oxigenadas. Típicas de turberas.
– Eutróficas: ricas en nutrientes y en sustancias nitrogenadas, pobres en oxígeno, suelen estar contaminadas por residuos orgánicos, y tienen una flora de algas muy característica.

Las algas son además los mayores productores de oxígeno del planeta. Tienen multitud de aplicaciones prácticas en alimentación, fabricación de abonos, extracción de derivados de algas como el agar, el ácido argílico y los carragenos. Los depósitos de diatomeas sirven para la obtención de abrasivos, filtros industriales y material refractario. Además, son bioindicadores de la calidad de las aguas.

Categorías: Protistas