Biología

Inicio Bacteriología, Microbiología, Patología La bacteria detrás de la Listeriosis

La bacteria detrás de la Listeriosis

Publicado por Ramón Contreras

La listeriosis es una infección producida por una bacteria, Listeria monocytogenes. De forma recursiva aparecen en las redes sociales alarmas y correos del tipo “pásalo para que se sepa” respecto a la infección, la mayoría equivocados. En ellos se dice que la infección ocurre por beber de latas de refresco sin limpiar debido a la contaminación por orín de rata. Esta parte es cierta, aunque no es la forma más común de contraer la enfermedad. Conozcamos a la bacteria que la causa:

Listeria crecida en agar sangre 24 horas.

Listeria crecida en agar sangre 24 horas.

Filogenia e historia evolutiva: Listeria monocytogenes, es la especie tipo del género Listeria, que incluye a otras 5 especies. L. monocytogenes no es la única que puede infectar al ser humano, sin embargo, la infección por L. ivanovii es muy rara, aunque es un patógeno más frecuente en rumiantes. Pertenecen a la familia taxonómica Listeriaceae, dentro del Orden Bacillales, de la Clase Bacilli, dentro del Filo bacteriano Firmicutes.

Descripción: L. monocytogenes es una bacteria GRAM positivo, con forma de bacilo de pequeño tamaño con los bordes redondeados. Esta bacteria es catalasa positivo y da positivo en la prueba diferenciadora de Voges-Proskauer. Su desarrollo se lleva a cabo en el interior de las células de los organismos que parasita. Presenta flagelos peritricos con los que se desplaza en temperaturas inferiores de 30 ºC, por encima de los 37ºC los flagelos quedan inactivos para dar lugar a la infección celular. Su pared contiene mureina, pero no forma cápsula. Su forma de reproducción no incluye la formación de esporas. En ocasiones puede aparecer en parejas (madre-hija) cuando todavía no se han separado.

Distribución y hábitat: L. monocytogenes es una bacteria ubicua. Su distribución es a nivel mundial y puede aislarse tanto del suelo como del agua, vegetales almacenados y de individuos afectados. Se han encontrado 37 especies de mamíferos que pueden ser portadores y unas 17 de aves, incluso se ha aislado en algunas especies de peces y marisco. Es capaz de sobrevivir en un amplio rango de salinidad (crece a concentraciones superiores al 10%) y de temperatura. Es capaz de crecer a 4ºC, sin llegar a ser un verdadero extremófilo. En el laboratorio se pueden hacer cultivos de L. monocytogenes en medio de cultivo agar sangre o agar bilis. Las colonias son grandes y grises.

Interacción con el ser humano: esta infección es letal en el 20% de los casos no tratados. Sin embargo, debido a la resistencia natural de este grupo bacteriano el tratamiento contra L. monocytogenes se realiza con antibióticos de amplio espectro como la penicilina o la ampicilina, solos o combinados. Las personas mayores, los bebés, los fetos y la gente con el sistema inmunitario deprimido tienen más posibilidades de contraer una listeriosis. Es por eso que las mujeres embarazadas deben ir con especial cuidado (eliminando de su dieta) todos aquellos productos crudos que puedan ser susceptibles de contaminación. Principalmente carnes crudas y embutidos, aunque también puede contraerse por consumir verduras crudas contaminadas, por haber sido manipuladas en sitios con carne contaminada.

Puedes leer más sobre la enfermedad que causa L. monocistes, la listeriosis, en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente).

Categorías: Bacteriología, Microbiología, Patología