Biología

Inicio Hongos Seta de cardo

Seta de cardo

Publicado por Ramón Contreras

La seta de cardo es muy apreciada en la gastronomía por su sabor. Además posee el aliciente de que es fácil de cultivar en casa, con las mediadas adecuadas. Puedes leer más sobre el cultivo casero de setas en nuestro artículo aquí.

Filogenia e historia evolutiva
: la seta de cardo se conoce comúnmente como Pleurotus eryngii. En catalán se denomina gírgola de panical y en vasco Gardu-ziza. El género Pleurotus comprende unas 20 especies siendo las de mayor interés la seta de cardo y el champiñón ostra (Pleurotus ostreatus), que es la especie tipo del género. Estas setas pertenecen a la Familia taxonómica Pleurotaceae que se encuentra incluida en el Orden Agaricales, orden en el que se encuentran las setas comestibles más conocidas. Este orden está recogido en la clase Agaricomycetes. Que a su vez forma parte del Filo Basidiomycota, del Reino Fungi.

Dependiendo de las condiciones el color de las setas es más o menos oscuro.

Dependiendo de las condiciones el color de las setas es más o menos oscuro.

Descripción: las setas de cardo son la parte aérea de un micelio subterráneo que se alimenta de las raíces en descomposición del cardo. El sombrero es de color pardo o crema, con una gran variedad de tonos. Al salir es casi esférico aplanándose a medida que crece la seta. Una seta de cardo adulta puede llegar a crecer más de 10 cm. El borde del sombrero de la seta madura está ligeramente curvado hacia el interior. El sombrero alcanza la convexidad en la madurez. Su pie es blanco y está lleno. No posee anillo y alcanza unos 8 cm. Las láminas son blancas y forman un continuo con el pie (es decurrente), hasta bastante abajo. Las láminas son desiguales y están poco apretadas. Sus esporas son blancas.

Distribución y hábitat: las setas de cardo pueden encontrarse en toda Europa meridional, típica del Mediterráneo. En España es muy frecuente en toda su distribución ibérica y en Baleares. Esta seta no suele aparecer en bosques. Es frecuente en pastizales en descomposición, bordes de caminos y paso de ganado, siempre en terrenos calizos. Su micelio suele encontrarse asociado a las raíces de cardos corredores (Eryngium campestre), de ahí su nombre. El cardo corredor es frecuente en zonas de pastoreo. Además puede encontrarse en zonas con otras plantas de características similares. Se encuentra sobretodo en otoño cuando ha llovido de forma abundante y en primavera se la puede encontrar si la primavera es cálida y lluviosa.

Interacción con el ser humano
: la seta de cardo es una de las setas más apreciadas gastronómicamente hablando en muchas regiones a causa de su sabor exquisito y delicado. Debido a ello esta seta está amenazada. Al crecer en zonas de tránsito (bordes de camino, etc.) se encuentra muy fácilmente. Un micólogo experto puede llegar a recolectar entre 30 y 40 kilos de setas de cardo en una temporada. Esta seta puede cultivarse a partir de un micelio. Es posible encontrar en el mercado paquetes ya preparados con el micelio crecido en su interior. Gracias a estos crecer tus propias setas es tan fácil como dejarlas crecer en un lugar fresco y oscuro además de regarlo con frecuencia (hasta 3 veces al día). Si se recoge la seta demasiado pequeña puede lugar a confusiones con otras setas del mismo género, que en algunos casos pueden dar problemas al ingerirlas.

Categorías: Hongos

Un comentario para “Seta de cardo”