Biología

Inicio Hongos Senderuela

Senderuela

Publicado por Ramón Contreras

La senderuela, es una seta con muchos nombres (una veintena solo en España) siendo los más comunes senderuela, senderina o cama sec en catalán y nanacate en mejicano (derivado de náhuatl). Es una seta comestible de un agradable sabor. En contra de otras setas apreciadas en los mercados la senderuela no es excesivamente carnosa. Este hecho hace que en el mercado se puede comprar tanto deshidratada como fresca, aunque ésta última solo durante la temporada de recolección.

La senderuela amarillea un poco al secarse.

La senderuela amarillea un poco al secarse.

Filogenia e historia evolutiva: el nombre científico de la senderuela es Marasmius oreades. El género Marasmius contiene unas 500 setas de las que muy pocas son comestibles. Pertenece a la Familia Marasmiaceae que contiene unas 1500 especies, siendo el género Marasmius el más representativo de los 54 que la forman. Se denominaron marascales debido a que sus esporas blancas pueden secarse y rehidratarse sin pudrirse, aunque este carácter ya no se usa para establecer el taxón el nombre del grupo se mantiene desde 1838 cuando se lo puso el micólogo Elias Fries. Las senderuelas pertenecen al Orden Agaricales (descrito por primera vez por el Dr. Fries también), dentro de la clase Agaricomycetes, de la División Basidiomycota.

Descripción: la senderuela es una seta pequeña en comparación con otras más vistosas. Tiene una altura de unos 5 cm y el sombrero rara vez llega a los 7-8 cm. El sombrero de la seta joven es acampanado, o convexo, aunque con el tiempo se abre por los extremos quedando a la misma altura que el centro, con la región intermedia más hundida, la descripción técnica de esta forma es un mamelón central. El color marrón o crema varía ligeramente con la humedad. Las láminas tienen el mismo color que el sombrero, se encuentran bastante separadas entre ellas y libres respecto al pie de la seta (característica clave para su identificación). Crecen en círculos de setas (llamados corros de brujas) separadas y allí donde hay las hierbas crecen más deprisa e incluso agostan antes, por lo que puede identificarse el sitio donde está el rozobio incluso cuando no hay setas.

Distribución y hábitat: Las senderuelas se pueden encontrar tanto en América del Norte como Europa, desde España hasta Inglaterra, siendo muy apreciada en toda España por los recolectores aficionados, puesto que aparecen no solo en otoño sino también en primavera. Las senderuelas se ven comúnmente en en pastizales y prados entre la hojarasca y los montones de deshechos de madera del suelo.

Interacción con el ser humano: las senderuelas son muy apreciadas en la gastronomía de los países con tradición de comer setas. Además estas setas al secarse tan bien muchas veces se guardan para consumir fuera de la temporada de setas sin menoscabo de su sabor. Para secarlas hilan los pies (que se suelen eliminar para su consumo) y se cuelgan de en un lugar seco. Para consumirla se ha de cocinar para volatilizar el ácido cianhídrico que contiene. Si al tratar secarlas se pudren no eran senderuelas. Se puede confundir con Marasmius scorodinius, que también es comestible, pero no tan suculenta o con algunas especies del género Clitocybes tóxicas. Es por esto que las setas se han de reconocer por un experto antes de su consumo para evitar intoxicaciones.

Categorías: Hongos

Un comentario para “Senderuela”