Biología

Oxitocina

Publicado por Marlene

La hormona neurohipofisaria oxitocina (OT) fue la primera hormona peptídica a la que se determinó su estructura y la primera en sintetizarse químicamente en forma biológicamente activa. Lleva el nombre del “nacimiento rápido” debido a su actividad uterotónica. También se encontró que el OT era responsable de la actividad de expulsión de leche de la glándula pituitaria posterior. 

La oxitocina y las hormonas similares a OT facilitan la reproducción en todos los vertebrados en varios niveles. El sitio principal de la expresión del gen OT es en las neuronas magnocelulares de los núcleos paraventriculares y supraópticos hipotalámicos. En respuesta a una variedad de estímulos como la succión, el parto o ciertos tipos de estrés, el péptido OT procesado se libera desde la hipófisis posterior hacia la circulación sistémica. Tales estímulos también conducen a una liberación intranuclear de OT.  

Además, las neuronas oxitocinérgicas muestran proyecciones generalizadas en todo el sistema nervioso central. Sin embargo, la OT también se sintetiza en los tejidos periféricos, por ejemplo, útero, placenta, amnios, cuerpo lúteo, testículos y corazón. El receptor OT es un receptor acoplado a proteínas G típico de clase I que se acopla principalmente a través de proteínas Gq a la fosfolipasa C-?. El estado del receptor de alta afinidad requiere tanto Mg2+ como colesterol, que probablemente funcionan como moduladores alostéricos.  

La función y la regulación fisiológica del sistema OT dependen en gran medida de los esteroides. Sin embargo, esto es, inesperadamente, solo parcialmente reflejado por las secuencias promotoras en el gen del receptor OT. Las acciones clásicas de la OT son la estimulación de la contracción del músculo liso uterino durante el parto y la eyección de la leche durante la lactancia.  

Si bien el papel esencial del OT para el reflejo de bajada de la leche se ha confirmado en ratones deficientes en OT, el papel del OT en el parto es obviamente más complejo. Antes del inicio del parto, la sensibilidad uterina al OT aumenta notablemente concomitante con una fuerte regulación al alza de los receptores de OT en el miometrio.  

La OT también desempeña un papel importante en muchas otras funciones relacionadas con la reproducción, como el control de la duración del ciclo estral, la luteinización del folículo en el ovario y la esteroidogénesis ovárica. En el macho, el OT es un potente estimulador de erecciones espontáneas en ratas y está involucrado en la eyaculación. Los receptores de OT también se han identificado en otros tejidos, como el riñón, el corazón, el timo, el páncreas y los adipocitos.  

Las acciones centrales de OT van desde la modulación de los reflejos neuroendocrinos hasta el establecimiento de comportamientos sociales y de vinculación complejos relacionados con la reproducción y el cuidado de la descendencia. OT ejerce potentes efectos antiestrés que pueden facilitar los enlaces de pareja. En general, la regulación por esteroides gonadales y suprarrenales es una de las características más notables del sistema OT y es, por desgracia, la menos comprendida. La regulación fisiológica del sistema OT seguirá siendo desconcertante mientras no se hayan aclarado los mecanismos moleculares de las acciones genómicas y no genómicas de los esteroides. 

Categorías: Biología Molecular, Fisiología Animal, Genética