Biología

Inicio Ecofisiología, Genética El individuo biológio, ecoógico y genético

El individuo biológio, ecoógico y genético

Publicado por Ramón Contreras

Aunque a nivel de calle todos podemos entender lo que es un individuo, muchas veces en biología o en ecología o en genética más concretamente hacemos mención al individuo. Este individuo biológico está alejado del concepto filosófico que la humanidad ha tratado de desarrollar durante siglos, o tal vez la definición biológica sea capaz de arrojar algo de luz a lo que la filosofía quiere definir. En biología un individuo es una unidad indivisible con la capacidad de sobrevivir en un medio favorable (puesto que entendemos que en un medio desfavorable no puede sobrevivir una especie). Un individuo es un organismo que fisiológicamente es independiente de otro. Aquí el punto fisiológicamente es importante puesto que si bien un individuo puede sobrevivir a nivel orgánico sin otros puede que necesite la colaboración de otros individuos para conseguir comida u otros recursos. Normalmente, un conjunto de individuos viven en una misma región formando una población. Los individuos de una misma especie suelen relacionarse entre sí para funciones vitales como la reproducción, la caza o la protección. Muchas especies han llegado a un nivel de interacción entre individuos en los que un individuo solo tiene pocas probabilidades de sobrevivir sin la ayuda de otros individuos. Pero de nuevo, esto hace referencia a un medio desfavorable. En un medio ideal donde la comida cae del cielo y no hay depredadores, el individuo podría sobrevivir solo.

Esto pasa principalmente en animales donde cada individuo es, más o menos, fácil de establecer. Sin embargo, en plantas, hongos e incluso algunos animales los individuos son un concepto más difícil. Muchas veces estos grupos se pueden reproducir por estolones, por raíces adventicias o esquejes que cuando se rompen pueden generar dos individuos independientes. Como tenían la habilidad de sobrevivir por separado ¿esto quiere decir que las dos partes ya era individuos independientes antes de separarse? Por otra parte, muchas veces los seres que pueden reproducirse de forma asexual son capaces de colonizar grandes extensiones (como un campo de tréboles). Todos estos individuos clónicos, a nivel genético ¿deben considerarse un solo individuo o individuos independientes? A la primera pregunta la respuesta es que hasta que no se separan no se les considera organismos independientes (sino una estrella de mar podría ser innumerables individuos dada su capacidad de regenerar partes). Los clones en ecología si que se consideran individuos independientes, pero en genética de poblaciones, donde se tiene en cuenta la biodiversidad de la especie se contarán a todos los clones como un solo individuo genético.

Los corales o las esponjas de mar dentro del grupo de los animales son de los seres más difíciles de establecer los individuos. Ambos grupos pueden reproducirse por rotura pero en general un individuo se considera al organismo que mantiene la integridad estructural (que está todo en un mismo sitio). Por ejemplo, muchas veces se considera un solo individuo a un arrecife de coral, puesto que está todo interconectado. De modo similar en hongos o plantas se han llegado a encontrar individuos de gran tamaño que cubren grandes extensiones (el ser vivo más grande del mundo es un hongo de la especie Armillaria ostoyae y cubre la extensión de 800 campos de fútbol bajo el suelo de los bosques de Oregón, EE. UU.). Este hongo produce setas en lugares mus alejados entre sí, pero bajo el suelo sus hifas forman un continuo y conectado que ha ido extendiéndose en los últimos 2.400 años. Así que los individuos biológicos pueden no ser tan complejos como los individuos filosóficos, pero estoy seguro que a ti también te han parecido interesantes, ¿no? ¡Si te ha gustado deja un comentario y seguimos hablando del tema!

Categorías: Ecofisiología, Genética