Biología

Inicio Fisiología Animal Piel de gallina, miedo y frío

Piel de gallina, miedo y frío

Publicado por Ramón Contreras

¿Qué estímulos desencadenan la reacción? ¿Por qué ocurre? o ¿qué sentido evolutivo tiene? Son algunas de las preguntas que intentaremos contestar en este artículo. Sin entrar a debatir si las gallinas tienen la piel así o el origen de esta expresión coloquial, la piel de gallina es una de las reacciones propias del sistema nervioso ante determinados estímulos.

Los pelos de la piel se alzan ante un estímulo de frío.

Los pelos de la piel se alzan ante un estímulo de frío.

Durante un reflejo de piel de gallina los pelos del cuerpo se ponen de punta, siendo más visible en brazos y piernas, donde el escaso pelo que tienen los humanos comparados con otros animales hace más evidente esta reacción. La piel de gallina es una respuesta de nuestro sistema capilar ante una bajada de temperatura repentina. Este reflejo pilomotor forma parte del sistema de mamíferos para mantener la temperatura corporal, ahuecar el pelo para aumentar el volumen de la capa de pelo entre el exterior y el interior del cuerpo. Sin embargo, en el ser humano, que ha perdido casi todo el pelo, esta respuesta es poco efectiva y da un efecto de piel de gallina, con todos los pelos erizados desde la base.

Los mamíferos ante una situación de peligro, de las que se consideran de “huye o lucha”, en la que el cerebro cree que se necesita un aporte extra de reflejos, velocidad o fuerza, se libera la adrenalina, una hormona que estimula la actividad muscular general. Esta hormona aumenta la frecuencia cardiaca, la respiración, la presión arterial, contrae los vasos sanguíneos y en situaciones de miedo hace que el pelaje de los animales aumente de tamaño, para aparentar un mayor tamaño y evitar heridas en caso de pelea.

El sistema nervioso simpático, del que puedes leer más aquí (próximamente), forma parte del sistema nervioso autónomo, la parte que el individuo no controla conscientemente de su actividad corporal. El sistema nervioso simpático es el encargado de, ante determinados estímulos que llegan al cerebro, reaccionar de manera instintiva, entre otras cosas liberando adrenalina. Esta hormona cuando llega a las neuronas situadas en la dermis hace que la fina capa muscular dérmica asociada a los pelos se contraiga, elevando el pelaje. Esta capa muscular, que se encuentra repartida por todo el cuerpo, excepto en la parte genital, mantiene asociada a cada folículo piloso un músculo. Estos músculos reciben el nombre de músculos erectores del pelo o músculos horripilantes, que significa literalmente que hace que se ericen los pelos.

Pero, ¿qué tiene que ver el miedo con el frío? Cuando se libera adrenalina, como hemos dicho, se contraen los vasos sanguíneos para aumentar la presión sanguínea. Al disminuir el flujo de sangre a la dermis de forma repentina, la piel queda fría e intenta evitar la pérdida de temperatura creando una capa de pelo de mayor grosor. Esta reacción solo ocurre ante cambios bruscos de temperatura, puesto que so la temperatura va disminuyendo progresivamente la dermis puede adaptarse, más o menos deprisa, y no se dispara el reflejo pilomotor.

También se conoce como piel de gallina a una dolencia, que no tiene prejuicio para la salud, en la que los folículos pilosos se queratinizan, dando la sensación de la piel de gallina de forma constante.

Categorías: Fisiología Animal