Biología

Inicio Fisiología Animal La hormona angiotensina, la encargada de aumentar la presión sanguínea

La hormona angiotensina, la encargada de aumentar la presión sanguínea

Publicado por Ramón Contreras

Las angiotensinas son una familia de hormonas peptídicas cuya función principal es la regulación de la presión sanguínea en mamíferos como parte fundamental del sistema renina angiotensina aldosterasa (en inglés RAAS, o en castellano SRA). Concretamente las angiotensinas tienen la capacidad de activar la constricción de los vasos sanguíneos con el consiguiente aumento de presión sanguínea. Esta familia hormonal está formada por cuatro miembros con un precursor común el ansiotensinógeno, aunque la angiotensina I parece ser solo un intermediario entre la angiotensina y las formas activas. Esta molécula de tipo proteico está formada en mamíferos por un número variable de aminoácidos, en humanos son 453. En cualquier caso, parece que los más importantes para la función del angiotensinógeno son los primeros 12, que se mantienen estables a lo largo de la evolución.

Este péptido es sintetizado en el hígado, desde donde se libera al torrente sanguíneo y viaja al resto del cuerpo. El ansiotensinógeno viaja por todo el cuerpo, pero es en los pulmones donde se encuentra con la enzima que cortará su cadena, la renina. Esta enzima corta la cadena entre el aminoácido 10 y 11, dando una cadena mucho más pequeña, la angiotensina I. Este péptido no parece tener actividad biológica y es tan solo un paso intermedio puesto que es reconocida por la ECA, enzima convertidora de angiotensina. Esta enzima que se encuentra en los pulmones principalmente aunque hay cantidades despreciables por todo el cuerpo sigue cortando la cadena de aminoácidos, eliminando dos más del extremo C-terminal (por donde ya ha cortado la renina). La actividad de la angiotensina II no se lleva a cabo en los pulmones. La hormona sigue viajando por el sistema circulatorio y es en el propio torrente sanguíneo donde es capaz de interaccionar con las células de los vasos sanguíneos (en concreto con las proteínas Gq de la superficie celular) promoviendo la constricción de los tubos conductores de la sangre y por consiguiente elevando la presión sanguínea. Además, en el riñon estimula la síntesis de la aldosterona, una hormona que controla la cantidad de sodio en la sangre (y gracias a los cambios de concentración de sales y de pH de la sangre controla la presión sanguínea).En las pituitarias estimulará la secreción de ADH y mediante ella la absorción de agua en la sangre, aumentando así la presión sanguínea.

Aunque parezca asombroso la vida media de la angiotensina II desde que es sintetizada en los pulmones hasta que es reconocida y degradada no es muy alta, en medio minuto ya ha llegado a sus tejidos dianas o ha sido eliminada por los glóbulos rojos de la sangre, que son capaces de reconocer la cadena polipeptídica y cortarla en la angiotensina III (perde su primer aminoácido y queda con 7 aminoácidos). Este nuevo péptido tiene una actividad sobre las paredes de los vasos sanguíneos menor que la angiotensina II, aunque conserva su actividad estimuladora de la síntesis de la aldosterona.

Finalmente, la angiotensina IV se forma por el corte de angiotensina II o de la III por la enzima aminopeptidasa N, quedando un péptido de 5 aminoácidos, desde el tercero hasta el octavo. La angiotensina IV tiene actividad biológica, promueve la vasodilatación renal, así como laproliferación de células cardíacas endoteliales y del músculo liso vascular. A parte de estos derivados de la angiotensina se han encontrado otros péptidos de tamaños similares con actividades similares, que formarían parte de la familia de las angiotensinas pero con una presencia mucho menor.

Categorías: Fisiología Animal