Biología

Inicio Etología, Fisiología Animal Efectos rápidos de las hormonas esteroideas en el comportamiento animal 

Efectos rápidos de las hormonas esteroideas en el comportamiento animal 

Publicado por Marlene

El caso del estrés 

Los glucocorticoides (cortisol y corticosterona) son secretados por los vertebrados en respuesta a estímulos impredecibles y nocivos. Una función de los glucocorticoides es movilizar energía, que normalmente se desvía de procesos como la reproducción a procesos necesarios para una supervivencia más inmediata. Estas hormonas se miden con frecuencia como un índice de condición relativa o salud de individuos y poblaciones. Sin embargo, la evidencia reciente sugiere que la relación entre los glucocorticoides y las estimaciones de aptitud física puede variar no solo entre poblaciones, sino también a lo largo del tiempo dentro de una sola población (Bonier et al. 2009). Esto puede deberse a que una elevación aguda de los glucocorticoides puede tener diferentes efectos sobre el comportamiento y la fisiología que una elevación crónica de los glucocorticoides.  

Un estudio mostró que la exposición aguda a la exposición a corticosterona endógena o exógena causó que los machos de salamandra de piel rugosa (Taricha granulosa) exhibieran un menor comportamiento de cortejo que el habitual, que generalmente dura horas o días. Los receptores de corticosterona unidos a la membrana, que no migran al núcleo, también se descubrieron en el cerebro del tritón. Estos hallazgos son importantes porque muestran que el comportamiento reproductivo se puede regular a la baja rápidamente luego de la liberación de corticosterona. Muchas conductas de apareamiento y cortejo son notables, lo que aumenta el riesgo de depredación. Esto puede explicar por qué los sistemas de respuesta al estrés que son activados por los depredadores regulan rápidamente las actividades reproductivas frente a las amenazas. En las ovejas hembra, el cortisol rápidamente hace que la pituitaria sea insensible a la hormona liberadora de gonadotropina liberada por el hipotálamo. Esto es importante porque las hormonas liberadas por la pituitaria facilitan los comportamientos de apareamiento de las hembras. 

Los estudios en una variedad de especies han demostrado que los individuos varían con frecuencia en sus respuestas de comportamiento al estrés. Por ejemplo, las respuestas activas típicamente involucran un evento estresante o un estímulo directo (por ejemplo, agresión, escape) mientras que las respuestas reactivas son más pasivas (por ejemplo, comportamiento sumiso, vigilancia). Las respuestas de afrontamiento activas generalmente se asocian con una menor secreción de glucocorticoides, mientras que las respuestas de afrontamiento pasivas generalmente se asocian con una mayor secreción de glucocorticoides. Las respuestas de afrontamiento se pueden medir utilizando laberintos, tanto por patrones de actividad como por el registro de posturas de vigilancia específicas durante esta prueba. En un estudio correlacional, los individuos que mostraron una conducta de mayor vigilancia tenían niveles más altos de corticosterona. Posteriormente, se demostró que una inyección de corticosterona aumentaba el comportamiento de vigilancia en dos minutos y que esta respuesta no estaba bloqueada por un inhibidor de la síntesis de proteínas. Este es un resultado clave porque los cambios en la expresión génica deben manifestarse en cambios en los niveles de proteína para que el comportamiento se vea afectado. Los efectos rápidos de la corticosterona en el comportamiento de vigilancia deben ocurrir independientemente de la expresión génica alterada. Por lo tanto, la corticosterona debe alterar la actividad cerebral y/o el neurotransmisor. 

Categorías: Etología, Fisiología Animal