Biología

Inicio Evolución Cómo era la Vida en el Carbonífero

Cómo era la Vida en el Carbonífero

Publicado por Ramón Contreras

El Carbonífero es un período de la geología de la Tierra en la que se puso de manifiesto por primera vez la importancia de los seres vivos y como afectaban a las condiciones físicas y químicas del planeta. Dentro de la era Paleozoica -que significa vida vieja- el Carbonífero comprende desde hace unos 359 millones de años, cuando acabó el Devónico hasta hace unos 299 millones de años cuando empezó el Pérmico. Este período geológico cuenta con gran cantidad de restos biológicos. Es la época con más restos fósiles vegetales de todas. De hecho se denomina Carbonífero por la gran cantidad de carbono que quedó sepultada en ese momento y que después dará el carbón. Será un período turbulento geológicamente y las grandes selvas que se formarán durante millones de años quedarán sepultadas por la tierra atrapando el carbón atmosférico.

Cuando acabó el Devónico grandes bosques de arboles dominaban todas las tierras emergidas que en aquel momento estaban agrupadas en el megacontienente que denominamos Pangea. En el mar los peces empezaban a evolucionar. En este período aparecieron los peces óseos y cartilaginosos. Además, los primeros anfibios dieron sus pasos fuera del líquido primigenio en este período. La conquista de la tierra había empezado. Incluso empezaron su andadura algunos reptiles, que poco a poco desplazarían a los anfibios y serían los verdaderos colonizadores de la tierra.

Las condiciones para la vida durante este período debieron ser muy buenas. La mayor parte de estos años fueron cálidos y con gran humedad relativa, esto permitió la aparición de grandes selvas y el desarrollo de grandes helechos y árboles leñosos de los que todavía conservamos los fósiles. La gran diversidad de helechos será superada por los helechos con semillas. Hacia el final del período la tierra se enfrió. Además, la gran actividad tectónica de la época dio lugar al desplazamiento del continente hacia el Sur. Como consecuencia, toda la mitad sur del continente quedó tapada por hielo. Daba comienzo una gran etapa de glaciación.

Los insectos adoptan su configuración actual -la morfología de cabeza, tórax y abdomen-. Mientras que los nuevos grupos de peces óseos triunfan, los grupos antiguos quedan extintos. Las algas calcáreas formarán grandes arrecifes de los que quedará constancia fósil por sus esqueletos de carbonato cálcico. Encontramos incluso organismos unicelulares con acumulaciones cálcicas, como es el caso de los foraminíferos del grupo Fusulinida. Estos y otros grupos de bivalvos, Crinoideos, Asteroideos, gasterópodos, etc. que dejarán estructuras esqueléticas basadas en el calcio darán lugar a la mayoría de las rocas calcáreas que hoy conocemos.

Uno de los rasgos característicos de la fauna invertebrada del Carbonífero, es el gran tamaño de las especies. Una concentración mayor que la actual de oxígeno en la atmósfera permitió a los animales que respiraban por traqueas -insectos y artrópodos- alcanzar tamaños increíbles para sus parientes actuales. Como un ciempiés de más de 2 metros y medio, o una libélula de 75 cm de envergadura.

Los reptiles del carbonífero tenían una estructura muy simple. 4 patas marchadoras con todavía cinturas pélvica y pectoral similares a la de los anfibios, cola y una cabeza de pequeño tamaño que empezaba a estar ligeramente separada del cuerpo. A diferencia de los invertebrados son de pequeño tamaño, de unos 20 cm, si los comparamos con los que vendrán después.

Categorías: Evolución