Biología

Inicio Ecofisiología, Ecología Los atributos funcionales en relación con los nichos ecológicos

Los atributos funcionales en relación con los nichos ecológicos

Publicado por Marlene

Comprender los procesos que mantienen la diversidad de especies es un problema central en la ecología, con implicaciones para la conservación y el manejo de los ecosistemas. 

Los ecólogos han comprendido durante mucho tiempo que las diferencias fenotípicas entre las especies desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la diversidad de las especies dentro de las comunidades. Las diferencias en la forma del pico, el tamaño del cuerpo o la profundidad del enraizamiento a menudo se hipotetizan para reducir la competencia interespecífica en relación con la competencia intraespecífica y, por lo tanto, contribuyen a las diferencias de nicho estabilizadoras que promueven la coexistencia. Aunque el nicho describe todos los aspectos de las interacciones de las especies con su entorno, en la teoría ecológica desarrollada por Chesson, las «diferencias de nichos estabilizadores» entre las especies son aquellas que hacen que las interacciones intraespecíficas sean más limitantes que las interacciones interespecíficas. Esto les da a las especies una ventaja demográfica cuando se encuentran en una abundancia relativa baja, lo que estabiliza la convivencia.  

La relación esperada entre las diferencias de atributos y las diferencias de nicho estabilizadoras es la base de un gran cuerpo de estudios observacionales que utilizan rasgos para predecir patrones de coexistencia de especies y cambio de composición. La prueba rigurosa de esta relación es crítica porque constituye el camino clave por el cual los atributos fenotípicos influyen en el ensamblaje de la comunidad, el resultado de las invasiones biológicas, los efectos de la diversidad de especies en la función del ecosistema y los impactos del cambio climático en la dinámica de la comunidad 

La evidencia empírica que relaciona los atributos funcionales con las diferencias de nicho que estabilizan la coexistencia de especies es rara. La obtención de dicha evidencia es crítica porque los atributos también subyacen a las diferencias de condición física promedio que impulsan la exclusión competitiva, y esto complica los esfuerzos para inferir la dinámica de la comunidad a partir de patrones fenotípicos.  

En un estudio se acoplaron los modelos matemáticos de competencia parametrizados en el campo entre 102 pares de plantas anuales con un muestreo detallado de las características funcionales de la hoja, la semilla, la raíz y toda la planta para relacionar las diferencias fenotípicas con las diferencias de nicho y de aptitud promedio. Allí se vio, que los rasgos funcionales individuales solían estar bien correlacionados con las diferencias de aptitud promedio entre las especies, lo que indica que el dominio competitivo estaba asociado con la fenología tardía, el enraizamiento profundo y varios otros rasgos. En contraste, los rasgos funcionales únicos se correlacionaron pobremente con las diferencias de nicho estabilizadoras que promueven la coexistencia.  

Las diferencias de nicho solo se pueden describir mediante combinaciones de rasgos, correspondientes a la diferenciación entre especies en múltiples dimensiones ecológicas. Además, varios rasgos se asociaron tanto con las diferencias de condición física como con las diferencias de nicho estabilizadoras. Estas complejas relaciones entre las diferencias fenotípicas y la dinámica de las especies en competencia se oponen al simple uso de rasgos funcionales únicos para inferir los procesos de reunión de la comunidad, pero sientan las bases para una ecología de comunidades basada en atributos, justificada teóricamente. 

Categorías: Ecofisiología, Ecología