Biología

Inicio Ecofisiología Seres vivos mesófilos

Seres vivos mesófilos

Publicado por Ramón Contreras

Los mesófilos son los seres vivos con los que los humanos más podemos relacionarnos. Los humanos y la mayoría de las especies son mesófilas. Pueden vivir en los rangos medios de temperatura que nosotros mismos consideramos óptimos para la vida. Este término puede usarse tanto para bacterias, arqueas, hongos, plantas o animales. Así como existen extremófilos en todos los grupos todos ellos tienen mesófilos. Los organismos mesófilos son aquellos que tienen su óptimo para desarrollar su ciclo vital entero entre los 20 y los 45ºC, con un máximo de entre 35 y 45ºC. También puede hacer referencia a plantas que pueden vivir en humedades intermedias entre los 40 y los 70 de porcentaje de humedad, considerada intermedia o moderada.

Los microorganismos son los seres que más variaciones pueden aguantar de temperatura y humedad. Las bajas temperaturas normalmente disminuyen el ritmo de vida de estos organismos. Muchos de ellos pueden sobrevivir a temperaturas muy bajas, algunas de ellas pueden seguir reproduciéndose a una tasa muy baja por debajo del cero incluso. Sin embargo, el óptimo para su ciclo vital no está a esas temperaturas, sino que se encuentra por encima de los 20ºC. De igual manera, muchas plantas son capaces de sobrevivir a temperaturas extremas durante el invierno, e incluso a la congelación de parte de su organismo. Puede ser que necesiten una señal de frío para iniciar el periodo de formación de nuevas hojas, pero si necesitan una temperatura superior a los 20ºC para llegar a completar su ciclo vital, la floración, polinización y fructificación, se las considera mesófilas. Los sustratos de estos seres son muy variados, por ejemplo todos los parásitos al vivir sobre otros animales mayores suelen encontrarse dentro del rango de los mesófilos. Las capas superiores del agua o del suelo son también lugares más frecuentes para encontrar alos microorganismos mesófilos

Muy pocos animales no son mesófilos. Como las plantas, hay varios acostumbrados a largos periodos de frío, pero solo unos pocos son exclusivamente de temperaturas muy frías. Uno de los mejores ejemplos de ello son los pingüínos. La mayoría de especie de pingüinos son propias de las regiones cercanas al polo, solo una especie escapa a esta norma y vive en colonias en las islas Galápagos por encima del ecuador. Los seres que se han adaptado a vivir en el frío extremo se denominan psicrófilos.

Por otro lado hay pocas especies que puedan vivir por encima de los 45ºC. De hecho, hay pocos ambientes en los que estas temperaturas se den normalmente. La mayoría de ellos se sitúan en las profundidades marinas en los surtidores de agua sulfurosa. Allí viven microorganismos con metabolismos especiales para que sus proteínas no se degraden por las altas temperaturas. Los organismos que viven en esas condiciones se denominan termófilos. Aquellos seres, principalmente en botánica, que medran en condiciones elevadas o que están adaptados a sobrevivir en ellas se las denomina xerófilos. También en botánica es común el uso de mesófilos para hablar de formaciones ecológicas, como por ejemplo bosque mesófilo,y también bosque xerófilo, dependiendo de las condiciones de temperatura y humedad a la que vivan.

Categorías: Ecofisiología