Biología

Inicio Botánica Las Rosáceas

Las Rosáceas

Publicado por Ramón Contreras

Las rosáceas son una familia de vegetales muy importante a nivel económico. Es posible que nuestro primer pensamiento vaya hacia las rosas, pero las manzanas y las zarzamoras entre otros, son también miembros de este taxón.

Filogenia e historia evolutiva: La Familia Rosaceae comprende unas 3000 especies divididas en 4 géneros según la taxonomía clásica, no molecular, pero mucho más sencilla: Rosoideae (las rosas), Maloideae (que incluye frutales como el manzano), Prunoideae (del que forman parte los ciruelos, albaricoqueros y almendros) y Spiroideae (que comprende otras plantas ornamentales).

La flor del almendro es un perfecto ejemplo de flor de Rosaceae

La flor del almendro es un perfecto ejemplo de flor de Rosaceae

Descripción: Las rosáceas son plantas angiospermas dicotiledóneas. Comprenden tanto arbustos como árboles leñosos o semileñosos, de hoja perenne que pueden tener rizomas. Las espinas, los aguijones y otras modificaciones de las hojas son freceunetes pero no están presentes en todos los géneros. Las características que pueden ayudar a determinar que una planta o árbol es una rosácea son sus hojas alternas simples o compuestas, de borde dentado o aserrado característico, con unas típicas estípulas en la base. Sus flores son de aclamada belleza, desde las del almendro o el cerezo hasta las rosas. En general las flores son patentes y regulares.

El examen de las flores puede ayudar a determinar taxonómicamente una planta como rosácea. Las flores son hermafroditas, presentando tanto estambres como pistilos. Tienen simetría radial (actinomórfa) y rara vez bilateral (zigomorfa) están compuestas por 5 sépalos, 5 pétalos de colores muy diversos, aunque nunca el azul y pueden tener algunos de sus estambres o pistilos, ambos muy numerosos, transformados en pétalos. Los pistilos (o carpelos) están reducidos a uno en el género Prunoideae. Además presentan epicáliz (una estructura similar al cáliz, pero debajo y más pequeña) con 5 piezas que asemejan sépalos. En la familia aparecen soldados el gineceo con el receptáculo, así que encontramos desde flores hipóginas a epíginas. Sus frutos son de aspecto muy variado, aquenios, drupas o semillas sin endosperma.

Reproducción: Las plantas de esta familia producen flores normalmente bisexuales, pero que necesitan la polinización cruzada para poder dar fruto (no pueden autofecundarse). Las atractivas flores de las rosáceas atraen a los insectos, de los que se aprovechan para polinizarse a cambio de alguna recompensa en forma de polen o

Distribución y hábitat
: las rosáceas se distribuyen de forma cosmopolita, sin intervención humana, siendo más populosas en las regiones templadas del hemisferio norte.

Interacción con el ser humano: esta familia de vegetales son de gran importancia económica puesto que dentro de las rosáceas podemos encontrar un gran número de frutas de consumo humano, tan dispares como la almendra, la pera y la manzana o la cereza, la fresa la mora de zarzal y la frambuesa. Además son sin duda las rosas las que atraen la atención y el dinero del enorme mercado ornamental que producen.

Algunas rosáceas pueden producir alergia, el melocotón es el más frecuente, aunque también se puede padecer alergia a las fresas, cerezas. A veces la alergia es a la piel del fruto por lo que eliminar la piel basta para poder disfrutar de la fruta. Para saber más sobre alergias alimentarias puedes visitar nuestro artículo aquí

Categorías: Botánica

6 comentarios para “Las Rosáceas”