Biología

Inicio Botánica Espermatófitos

Espermatófitos

Publicado por Victoria González

Los espermatófitos son plantas que diseminan semillas en lugar de esporas. Son las más numerosas y dominan en todas las biocenosis terrestres. Además, presentan caracteres que les sitúan en un contexto evolutivo posterior al de los helechos y musgos:

– Heterosporia

– Gametofito protegido por el esporofito

– Ciclo de vida digenético y con alternancia de generaciones heteromorfa en la que predomina el esporofito.

Existen una serie de homologías entre los espermatófitos y los pteridófitos:

– El microesporófilo encuentra su analogía con el estambre.

– El microesporangio con el saco polínico.

– La microspora con el grano de polen uninucleado.

– El gametofito masculino con el grano de polen plurinucleado.

– El macrosporófilo con el carpelo.

– El microsporangio con el óvulo, primordio seminal o rudimento seminal.

– La macrospora con el saco embrionario uninucleado.

– El gametofito femenino con el saco embrionario plurinucleado.

El gametofito de los espermatófitos está muy reducido y vive a expensas del esporofito. La semilla es un embrión en estado de vida latente, que puede estar o no acompañado de tejido nutricio y protegido por los tegumentos seminales. La aparición de las plantas con semilla determina profundos cambios estructurales, morfológicos y anatómicos de las plantas terrestres.

Con respecto a su taxonomía, los espermatófitos se dividen en dos grupos:

– Gimnospermas: espermatófitos en los que la semilla no tiene protección, está desnuda.

– Angiospermas: espermatófitos en los que la semilla va protegida.

En general se consideran dos divisiones: la división Pynophyta serían las gimnospermas, y se caracterizan por tener los primordios seminales desnudos, el xilema y el floema poco diferenciados, las flores poco desarrolladas y los gametofitos menos reducidos que en las angiospermas. La división Magnoliophyta comprende las angiospermas, que se distinguen por tener protegidos los primordios seminales, el xilema y el floema diferenciados, las flores desarrolladas y los gametofitos más reducidos.

Con respecto a su origen evolutivosucesion, en 1960 se encontraron fósiles con troncos y frondes con esporas. Un paleontólogo reconstruyó el fósil entero, pues era un solo tronco gimnospérmico con frondes que, aunque parecían de helechos, diseminaban primordios germinales. Este grupo fue llamado progimnospermas, y pertenece al Devónico-carbonífero.