Biología

Inicio Botánica El acebo, no es solo un adorno navideño

El acebo, no es solo un adorno navideño

Publicado por Ramón Contreras

El acebo es una de las plantas que más se pueden ver representadas durante las fechas Navideñas. El uso de esta planta como decoración navideña no es novedoso. No está claro cuándo y porqué se empezó a usar como adorno navideño, pero todo parece indicar que fue la Iglesia católica quien introdujo su uso en Europa para sustituir al muérdago de los druidas celtas del norte del continente. Aunque los celtas ya relacionaban el acebo con el solsticio de invierno.
 
Filogenia e historia evolutiva: el nombre científico por el que se conoce al acebo es Ilex aquifolium. El género Ilex tiene unas 400 aceptadas, aunque se han descrito más de mil, a las que comúnmente se conoce como acebo. Esta diferencia entre las especies descritas y aceptadas es causada muchas veces por la capacidad de las especies del genero para hibridar entre sí y en otras ocasiones es debido a la falta de pruebas filogenéticas que separen o junten dos grupos descritos. En cualquier caso las especies del género Ilex se reúnen en la familia taxonómica Aquifoliaceae, las aquifoláceas, con solo dos géneros. A su vez se clasifican en el Orden Aquifoliales, con 3 familias, de las que el acebo es la planta tipo. Pertenecen a la Clase Magnoliopsida de la División Magnoliophyta.

El acebo se cuelga en las casas durante las fiestas navideñas como simbolo de la superación de la vida a la estación invernal.

El acebo se cuelga en las casas durante las fiestas navideñas como simbolo de la superación de la vida a la estación invernal.

Descripción: el acebo es un arbusto que puede alcanzar un porte de hasta 15 metros de altura. A pesar de ser un arbusto se ha comprobado que es longeva, llegando a vivir 500 años. Sus troncos son rectos y la copa piramidal. Las hojas de esta planta perenne tienen una forma fácilmente reconocible. Son simples, pecioladas, las hojas jóvenes presentan el borde espinoso característico, con un color verde brillante intenso. En el mismo individuo encontramos flores masculinas y femeninas, poco aparentes, de menos de 1 cm. Las masculinas son solitarias y las femeninas se encuentran en cimas. Presentan 4 o 5 sépalos y el mismo número de pétalos. Los frutos son unas drupas rojas o amarillas que maduran en noviembre y permanencen en la mata durante todo el inverno.
 
Distribución y hábitat: el acebo se encuentra ampliamente distribuida en Europa y el oeste de Asia. Se encuentra desde las islas británicas hasta la península ibérica. Es frecuente como parte del sotobosque de hayedos y robledales. Pocas veces es la especie dominante de un paisaje. En la península ibérica prefiere la vertiente atlántica a la mediterránea o las zonas de montaña, especialmente en los Pirineos, puesto que es una planta que prefiere el frío. En otras regiones del globo, como en el norte de América, ha sido introducida para su uso comercial, donde se ha naturalizado en algunas regiones.
 
Interacción con el ser humano: LA UICN tiene al acebo ibérico catalogado dentro de la categoría de especie en peligro crítico. En Europa la mayoría de países han catalogado al acebo en algún estado de peligro. Eso es debido principalmente a su poda para su uso como adorno navideño. En muchos casos arrancar ramas de arboles silvestres está penado por la ley. A la hora de comprar acebo para adornar la casa en navidad es conveniente hacerlo en mercados controlados, donde el acebo es de vivero. Evitando los vendedores de dudosa reputación. Su dura madera es muy apreciada en ebanistería y sus hojas de un color verde intenso contrastan con sus frutos rojos, por lo que es también muy utilizada en jardinería.

Categorías: Botánica