Biología

Inicio Bioquímica Qué alimentos son radiactivos

Qué alimentos son radiactivos

Publicado por Ramón Contreras

La radioactividad es una propiedad de los elementos químicos. En la naturaleza encontramos elementos radiactivos en todos los grupos. De hecho algunos átomos de cada elemento son siempre radiactivos puesto que es un fenómeno que se produce de manera espontánea. De vez en cuando un núcleo se vuelve inestable y pierde un componente (protón o neutrón). Como efecto de este núcleo desequilibrado se empiezan a perder electrones. En cualquier caso, esto pasa en todos los elementos, incluidos los que forman la vida. Hay elementos geológicos que son especialmente propensos a tener este tipo de átomos, como el uranio (enriquecido) o el iodo. En los organismos estos compuestos son perjudiciales puesto que los electrones pueden acertar en el ADN y crear cambios irreparables.

Existen alimentos que por sus componentes son más radiactivos que otros. Aunque ninguno es radiactivo a niveles perjudiciales para la salud. De hecho, el principal componente de los organismos (de la química orgánica en general) es también uno de los elementos que puede ser radiactivo con más frecuencia. El carbono normalmente cuenta con 12 partículas de cada (p+, n y e-). sin embargo, el Carbono 14 es bastante frecuente en la naturaleza y por lo tanto en los organismos que basan sus estructuras en él. Gracias a la desintegración de este compuesto se pueden hacer las pruebas de carbono a restos fósiles o de hace miles de años para determinar cuantos años hace que se generó mediante la tasa de desintegración del carbono 14 en carbono 12. Por lo tanto, todos los seres orgánicos contienen cierta cantidad de radiactividad. Pero además de carbono se incluyen otros elementos radiactivos, siendo el radio y el potasio los más importantes, aunque se encuentran normalmente en pequeñas cantidades.

El plátano es la fruta que más radiación desprende, aunque no haría saltar el contador geiger. En esta fruta tan saludable y muy extendida por todo el globo se acumulan dos de los elementos que más fácilmente pueden entrar en el fenómeno espontáneo que los convierte en radiactivos. El radio y el potasio están especialmente presentes en su interior. De hecho, es por la alta cantidad de potasio que tiene que es tan bueno para la salud. Sin embargo, habría que comer 900 plátanos seguidos para empezar a notar los efectos más leves de la radiación. En comparación sería como estar a 20 km de un accidente nuclear leve. Otros alimentos que acumulan también “grandes” cantidades de elementos radiactivos son las nueces de Brasil, en las que también se encuentran cantidades importantes de estos elementos. Otros alimentos comunes que contienen potasio de forma natural tendrán también radiación. Alimentos como los cacahuetes, la patata, las habas o las zanahorias absorben por sus raíces el elemento en cuestión y lo acumulan en su interior.

La carne roja acumula también estos elementos, pero se recomienda su consumo moderado no por este hecho. Sino por las grasas y los azúcares que se encuentran presentes en la carne y que acabarían con el comensal antes que la radiación. Tan solo aquellos seres que han sido expuestos a radiación, como marisco cercano a Fukushima o carne de animales de Chernobil pueden representar un problema para la salud debido a su radiación.

Categorías: Bioquímica